Editorial

2 Presidentes

2 Presidentes. Por Anntonio García.
Cuando el Presidente Trump reconoció al gobierno de Juan Guaidó, desencadenó un movimiento de reconocimiento en el mundo, pero al mismo tiempo desencadenó una serie de interrogantes y efectos que pueden convertirse en un verdadero peligro.
Empezando por la inmediata confiscación de los bienes del Gobierno venezolano que se encuentren en Estados Unidos, ¿Qué sucederá con los ellos? ¿Se le transferirán al gobierno de Guaidó? Sería un recurso poderoso.
En otro lugar, y en un terreno quizá el menos especulativo, ¿Qué pasará con la representación diplomática en los ONU? ¿Cuál será la posición del Consejo de Seguridad?
¿Qué sucede con las autoridades locales, alcaldías o gobernadores? Cada uno buscará irse con su cada cual. ¿Quién manejaría los recursos?
No es la primera vez que existen dos presidentes en un país. Lo siguiente es reclamar un territorio, es decir, cada uno buscará su territorio, reclamándolo como suyo.
Las piezas se mueven en un contexto internacional, cada uno busca el reconocimiento de los demás países, sin que aún se disipen las dudas. Y esto deberá solucionarse en dos o tres días, ya.
Sin duda el malogrado gobierno de Maduro, aferrado al poder, vive horas de definiciones, ante el abandono cada vez mayor del pueblo. Sin embargo, las sombras del intervencionismo pone en juego el argumento de víctima.
Los ejemplos de intervención en el pasado inmediato has sido fracasos que, lejos de fortalecer la democracia, la han malogrado, cayendo de nuevo en una clase privilegiada y un pueblo dividido y en un antagonismo difícil de derrotar.
El derecho del pueblo a decidir el gobierno que deseen es una premisa inquebrantable, se deberán privilegiar nuevas elecciones bajo condiciones que garanticen la expresión y voluntad popular, de lo contrario será una realidad a la que nadie, creo, quisiera llegar.
Son menos de 72 horas las cruciales. Esperando que se cumpla pacíficamente la voluntad popular del pueblo venezolano.

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario