Local

2020, el año bisiesto

Escrito por Ernesto Amezcua

Un año bisiesto es aquel que tiene 366 días en vez de 365, como el caso de 2020.

Cada cuatro años, febrero tiene un día más. Oficialmente, un año no tiene 365 días, sino 365,25 días. Añadiendo un día cada cuatro años, se soluciona este problema.

Cada año que puede dividirse entre cuatro es un año bisiesto.

Para comprender de qué se trata un año bisiesto tenemos que prestar atención al movimiento de la Tierra alrededor del Sol: nuestro planeta rota 365,24219 veces sobre su propia órbita alrededor del Sol, por lo tanto tarda 365 días, 5 horas, 48 minutos y 56 segundos.

En su momento, el emperador Julio César solicitó al astrónomo Alejandrino Sosígenes que le ayudara a crear una alternativa al calendario romano que estuviera más apegado a la realidad del tiempo que tarda la Tierra en girar.

Así fue como se le ocurrió crear un año bisiesto. Es decir, que si en cada año únicamente se cuentan los 365 días nos quedan faltantes esas 5 horas, 48 minutos y 56 segundos de la rotación de la Tierra alrededor del Sol.

De ahí que cada cuatro años se agrega a febrero un día que compensa el tiempo sobrante y así este 2020 tendrá 366 días.

Si es que no se añade un día al calendario cada cuatro años las estaciones terminarían desfasadas, y en 694 años Navidad caería en medio del verano en el hemisferio norte del planeta.

Calendario Gregoriano

La decisión de recuperar las horas extras añadiendo un día al mes de febrero cada cuatro años fue tomada en el año 44 antes de Cristo.

De esta manera se adaptaron los años al calendario juliano que está basado en el movimiento del Sol, y se dividieron los 365 días en 12 meses con 30 o 31 días cada mes, excepto febrero, al que se le agrega un día cada cuatro años.

Pero el calendario juliano también fue modificado y reemplazado por el gregoriano llamado así por el Papa Gregorio XIII en 1582, que es el que rige hasta la actualidad.

En él se incorporó los años bisiestos y se fijó las fechas en las que debía celebrarse Navidad y otras fechas religiosas.

Pese al ajuste del calendario, los años registran desfases de unos segundos. Sin embargo, para que se llegue a acumular un día de error deberán pasar más de 3 mil 196 años.

Hay quienes nacieron el 29 de febrero, y optan celebrar su cumpleaños los días 28 de ese mes, y no el 1 de marzo.

Acerca del autor

Ernesto Amezcua

Deja un comentario