Multimedia Tecnología

“Bugha”, de 16 años Campeón del Mundial de Fortnite

Escrito por Zepps Sanchez

A sus 16 años, Kyle Giersdorf es campeón del mundo de Fortnite. Esto le embolsó tres millones de dólares, más de lo que gana el campeón de Wimbledon o Roland Garros.

Kyle Giersdorf tiene 16 años y vive en Pottsgrove, una comunidad de unos 3500 habitantes a unos 64 kilómetros de Filadelfia. Como millones de jóvenes de su edad tiene algo de acné y una afición llamada Fortnite. Gracias a ésta última también tiene algo que le diferencia del resto de adolescentes: tres millones de dólares, el premio que se llevó al proclamarse campeón del primer Mundial de Fortnite de la Historia.

A pesar de su juventud, Giersdorf -mejor conocido como ‘Bugha’, el sobrenombre que utiliza en el juego- se dedica a los videojuegos de forma semiprofesional desde hace tiempo y fue fichado por los Sentinels, su equipo, en marzo de este año.

Giersdorf lleva jugando a Fortnite desde su lanzamiento hace dos años (una octava parte de su vida). En este tiempo han salido nueve ‘temporadas’, todas ellas con la misma mecánica, pero con retoques y actualizaciones que pueden cambiar por completo la estrategia. Así, la novena introdujo unos túneles de viento que transportaban a los jugadores por el mapa, una nueva escopeta de combate y retocó las estadísticas de otra de las existentes.

Pero, ¿qué hace exactamente ‘Bugha’ cuando empieza la partida? Fortnite es uno de los conocidos como battle royale, una suerte de batalla campal en la que 100 jugadores recorren un mapa en busca de armas y materiales con el único fin de matar y, sobre todo, sobrevivir hasta ser la última persona en pie. Y por si fuese poco frenético, una tormenta mortal va cerrando el círculo para hacer que todo el mundo termine por encontrarse rápidamente; lo normal es que las partidas no duren mucho más de 20 minutos. En el Mundial, cada baja daba un punto y la clasificación final en cada una de las seis partidas que se jugaron otorgaba puntos adicionales.

Algo tan sencillo en apariencia -y tan complicado en la práctica como comprobará rápidamente cualquier incauto que juegue una partida sin saber de qué va la cosa- puede hacer ganar tres millones de dólares a cualquier persona con ganas de probar. La convocatoria estaba abierta y se estima que unos 40 millones de personas intentaron clasificarse para el Mundial en las pruebas semanales.

 

LOS JUGADORES

Otro jugador destacado fue el Argentino Thiago ‘King‘ Lapp, de 13 años, que quedó en la quinta posición y se llevó la cantidad de 900.000 dólares de premio.

Realmente no hay un perfil único de jugador o espectador, aunque no es arriesgado asegurar que la mayoría está más cerca de los 15 años de edad.

La final del Mundial, fue disputada por jóvenes en su mayoría de 16 años, pero no eran los más jóvenes. El segundo puesto fue para todo un ‘veterano’, Harrison ‘psalm’ Chang, de 24 años y hoy ya 1,8 millones de dólares más rico. Epikwhale, el tercero (1.200.000 dólares de premio), también de 16 años.

Acerca del autor

Zepps Sanchez

Deja un comentario