Internacional

ACNUDH denuncia “graves violaciones” durante el estallido social en Chile

Escrito por Armando Lopez

Ginebra, Suiza. – (Agencias) Este viernes se ha publicado un informe de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, donde se denuncia que se “ha producido un elevado número de violaciones graves a los derechos humanos” en el marco del estallido social chileno. Esta Oficina está encabezada por Michelle Bachelet, quien fuera dos veces presidente de Chile, 2008-2010 y 2014-2018. Sin embargo, el Partido Comunista de Chile ha denunciado parcialidad en este informe.

El texto de la ONU, agrega que “incluyen el uso excesivo o innecesario de la fuerza que resultó en la privación arbitraria de la vida y en lesiones, la tortura, malos tratos, la violencia sexual y las detenciones arbitrarias”. La Comisión envió una misión a Chile del 30 de octubre al 22 de noviembre, donde visitó siete regiones del país, entrevistando a las principales autoridades del Estado, 300 civiles y escuchó los relatos de 235 “víctimas de presuntas violaciones a los derechos humanos”.

Al mismo tiempo, reconoció la cooperación del Gobierno represor, sostuvo un “diálogo franco” y entregó “amplia información”, facilitando el “acceso rápido y sin trabas” a los lugares de detención. La ACNUDH (por sus siglas en inglés) denunció que tanto los Carabineros como el Ejército no se han apegado a las normas y estándares internacionales sobre el uso de la fuerza.

De las 26 investigaciones de la Fiscalía por los muertos en las manifestaciones, señala el informe, cuatro de esos casos están involucrados directamente agentes del Estado. Una de estas víctimas, Romario Veloz Cortés, ciudadano ecuatoriano, falleció en La Serena, a unos 500 kilómetros de la capital Santiago, a raíz de disparos con municiones letales de parte del ejército, un hecho que está siendo investigado. De acuerdo con el ACNUDH, su madre ha indicado “busco justicia…justicia para todos los que han muerto”.

También da cuenta de la cantidad de lesionados en las manifestaciones por la fuerzas represoras del Estado, incluyendo los cientos de heridos de los ojos por los perdigones disparados directamente a la cabeza por las fuerzas de seguridad.  “La ACNUDH considera que el número alarmantemente alto de personas con lesiones en los ojos o la cara (aproximadamente 350) muestra que hay razones fundadas para creer que las armas menos letales se han utilizado de manera indiscriminada”. Los perdigones, de acuerdo a una investigación de dos estudios académicos, solo contiene el 20% de goma, y aunque se ha ordenado la suspensión de su uso mientras se conoce su composición real, “esta orden no se ha implementado completamente”.

Gustavo Gatica

Otro caso que menciona la Comisión, es el de Gustavo Gatica, estudiante de 21 años, que el 8 de noviembre fue herido en ambos ojos por perdigones disparados por los Carabineros y perdió totalmente la vista. El mismo informe de la ACNUDH, indica que “las autoridades tenían información sobre el alcance de las lesiones causadas en este contexto desde el 22 de octubre. Sin embargo, las medidas tomadas no fueron inmediatas y efectivas”.

En un espacio de su informe de 35 páginas, la ACNUDH informa sobre “la tortura y malos tratos” de 133 casos que pudo recopilar. La Fiscalía había iniciado, el 28 de noviembre, 44 investigaciones en esta línea. De acuerdo a la oficina de la ONU, en la mayoría de estos casos “los presuntos autores son miembros de Carabineros”. Y presenta una lista de las formas más comunes que se han empleado: golpes fuertes con los puños, patadas, culatazos (a menudo llevada por varios agentes).

 “La ACNUDH también recibió información sobre varios casos de personas atropelladas por vehículos y motocicletas de las fuerzas de seguridad” y detalla relatos que denuncian “tortura psicológica como amenazas de muerte, amenazas de ‘desaparecer’ a la persona, amenazas de violación, palizas de familiares y amigos frente a la persona y amenazas de agresión contra los familiares”.

Al mismo tiempo, describe relatos “aislados” de simulación de fusilamiento por parte de los Carabineros y el Ejército, como la descrita por un chileno de 28 años.  “El Ejército me tiró al suelo, sentí golpes con la culata de un arma en mi cabeza y columna vertebral. Cuando nos subimos al vehículo militar, nos seguían golpeando y dijeron: ‘Llevémoslos al cuartel y veamos cuánto duran con la electricidad’. Les suplicamos que nos dejaran ir. Nos sacaron en la oscuridad y pude reconocer que estábamos en la parte de atrás del cementerio. Nos ordenaron poner nuestras caras contra la pared del cementerio. Había unos doce soldados detrás de nosotros, que cargaron sus armas. Nos hicieron gritar “perdóname, Chile”. En ese momento, pensé que nos iban a disparar. Lloramos, nos tomamos de las manos y nos despedimos”.

La ACNUDH recopiló 24 casos de violencia sexual, reportada antes por la organización Human Rigth Watch (HRW), que incluyeron “violación, amenazas de violación, tratamiento degradante (como ser forzado a desnudarse), comentarios homofóbicos o misóginos, golpes o actos que causan dolor en los genitales o manoseos”. Como el relato de Carla, de 16 años, que “fue detenida por Carabineros en Viña del Mar con su padre el 5 de noviembre. Al momento de la detención, su padre alertó a Carabineros que ella tenía una discapacidad psicosocial. Ella reportó haber sido forzada a mostrar sus senos, haber sido acosada físicamente con un bastón/luma y haber sido amenazada con ser desaparecida”.

La ACNUDH informó que, de acuerdo a la Base de Datos del Ministerio de Justicia, del 19 de octubre al 6 de diciembre, hubo 28,210 personas detenidas, de las cuales 1,615 permanecen en prisión. Tambien refiere a detenciones ilegales o arbitrarias, como el relato de Jacinto, de 20 años: “Informó haber sido detenido por una camioneta roja a las 5 am, le colocaron una capucha sobre su cabeza y lo llevaron a un edificio donde habría sido interrogado, amenazado y torturado. Según los relatos, se le insertaron agujas debajo de las uñas y se le pidió que dijera todo lo que sabía sobre las protestas”.

19 de Octubre de 2019/SANTIAGO Daños en el Metro Elisa Correa FOTO:CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

También, el informe hace mención a la destrucción de la infraestructura pública y privada como consecuencia de las protestas y entrevistas a los policías heridos, que según el Ministerio del Interior llegan a 2,705 efectivos, pero ninguno de ellos ha perdido un ojo o cualquier otra herida grave.

Como resultado de la investigación, la ACNUDH ha realizado 21 recomendaciones al Estado chileno, entre ellas, la que incluye una serie de medidas con respecto a los Carabineros, como “establecer un mecanismo para recopilar, sistematizar y hacer pública la información sobre violaciones a los derechos humanos” y asegurar que el proceso de elaboración de una nueva Constitución sea inclusivo, participativo y transparente, “incluso garantizando la paridad de género, 50% hombres y 50% mujeres, durante el proceso y la participación de pueblos indígenas”.

La oficina concluye que “los derechos humanos deben estar en el centro de este debate nacional”.

Acerca del autor

Armando Lopez

Deja un comentario