Internacional

Acusan a Irán, pero los rebeldes yemeníes dicen que fueron ellos

Escrito por Armando Lopez

Washington, EUA. – (Agencias) Sigue acumulándose más tensiones en el Golfo Pérsico y en el enfrentamiento entre Irán y Estados Unidos, al que se suma Arabia Saudí. Estos últimos países han acusado directamente a Irán de los ataques contra las instalaciones de la compañía petrolera saudí Aramco, el domingo pasado, a sus instalaciones de Abqaiq y Khurais, suspendiendo la producción de 5.7 millones de barriles de crudo diario, la mitad de su producción.

Este día, el presidente Trump anunció nuevas sanciones económicas contra Irán. Teherán ha estado negando su participación en los ataques, mientras los rebeldes Huzies, que insisten en que fueron ellos, amenazaron con lanzar más ataques.

 Sin embargo, eso no ha cambiado la acusación a Irán, por lo que Trump insiste en que tiene sobre la mesa “muchas opciones” para aplicarlas a Teherán, y, declaró que en “las próximas 48 horas” anunciara nuevas sanciones en su contra. También Trump conversó con Boris Johnson, primer ministro británico, acerca de “una respuesta diplomática conjunta” por parte de la comunidad internacional, según se informó en un comunicado publicado desde Londres. El secretario de Estado americano, Mike Pompeo, declaró poco después que “fue un ataque iraní”. Pompeo viajó a Arabia Saudí para conocer de primera mano los resultados, hasta ahora, de las investigaciones que se llevan a cabo con motivo de los ataques.

Por su parte, Turki Al Maliki, portavoz del ministerio de Defensa saudí, aseguró que “el ataque fue lanzado desde el norte e incuestionablemente fue responsabilidad de Irán”, y mostró, en rueda de prensa, los restos de drones y misiles que presuntamente fueron recogidos por los servicios de investigación. Agregó que “estamos investigando para conocer la localización exacta de los puntos de despegue”. De acuerdo con el funcionario, dieciocho drones y siete misiles de crucero golpearon los sitios petroleros procedentes de un lugar que no es Yemen, situado al sur de Arabia Saudita.

Turki Al Maliki

De acuerdo a la publicación de la agencia de noticias oficial IRNA, en una nota que fue transmitida a la embajada Suiza en Teherán, representante de los intereses estadounidenses, Irán insiste en que no participaron en ninguna forma en el ataque. Y advirtieron en el mensaje, “si los funcionarios estadounidenses adoptan alguna medida contra Irán, se dará una respuesta inmediata de un alcance mucho mayor que una simple amenaza”.

A fighter from the Southern Popular Resistance mans a machine gun at the front line of fighting against Houthi fighters, on the outskirts of Yemen’s southern port city of Aden June 6, 2015. REUTERS/Stringer TPX IMAGES OF THE DAY – RTX1FETF

Por su parte, los rebeldes Huzíes siguen atribuyéndose el ataque y amenazaron con lanzar ataques contra una “docena de objetivos” en los Emiratos Árabes Unidos, uno de los países que forma parte de la coalición militar que lidera Arabia Saudí en Yemen, en respaldo al presidente golpista el coronel Abd Rabbuh Mansur al-Hadi. Yahiya Saree, portavoz de los rebeldes yemenitas, declaró “tenemos decenas de blancos en Emiratos Árabes Unidos, entre ellos Abu Dabi y Dubái, que pueden ser atacados en cualquier momento”.

Acerca del autor

Armando Lopez

Deja un comentario