Nacional

AMLO amenaza a inversores energéticos

El pasado 1 de julio entró en vigor el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el cual representa la consolidación de los esfuerzos de México por insertarse en las cadenas de producción global, lo que entre otros temas, incluye al sector energético.

No obstante, se ha criticado que la fe del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en dicho acuerdo es incongruente con sus acciones de política económica y su relación con la inversión privada, pues quiere tratar el T-MEC “como un buffet, tomando para México lo que le gusta pero sin tener nada de lo que no”, hablando en particular del sector energético, según un artículo de opinión con autoría de la periodista Mary Anastasia O’Grady, publicado por el periódico estadounidense The World Street Journal.

Y es que justo la semana pasada, AMLO dijo que ahora los inversores acuden en masa a México porque “el mercado norteamericano está asegurado” y “esto significa empleo y bienestar”, luego de celebrar que la calificadora Fitch Ratings ratificó la calificación crediticia de México en “BBB-” con perspectiva estable, lo que significa que el país se mantiene en grado de inversión.PUBLICIDAD

En las mismas declaraciones, López Obrador reiteró su creencia de que el acuerdo no requiere un mercado energético mexicano abierto porque México conserva su “dominio exclusivo” sobre sus recursos, refiriéndose al impulso de la empresa de electricidad (CFE) y a Petróleos Mexicanos (Pemex).(Foto: Reuters/Rebecca Cook)(Foto: Reuters/Rebecca Cook)

“Es un buen debate el que se está iniciando sobre este tema, incluso legisladores de Estados Unidos, que están apoyando a las empresas particulares, dicen que el gobierno de México está fortaleciendo a la CFE; pues claro que si, ¿Ni modo que vamos a ofrecer a Iberdrola?, como era antes…”, afirmó anteriormente.

No obstante, la periodista aseguró que no es así como los inversores en energía leen el T-MEC, y han comenzado a rechazar el nacionalismo económico de AMLO.

Si quiere estar al tanto de lo más importante regístrese aquí y le enviaremos las noticias al instante.

En ese sentido, en una carta del 22 de octubre al presidente estadounidense, Donald Trump, más de 40 miembros del Congreso se quejaron de que las acciones tomadas por el gobierno mexicano “amenazan la inversión y el acceso al mercado de las compañías energéticas estadounidenses y socavan el espíritu del T-MEC” y alertaron un panorama no muy alentador en la materia.

Cabe recordar que la Reforma Energética de 2014 en México abrió los mercados de electricidad, petróleo y gas del país a inversionistas no estatales, tanto nacionales como extranjeros. Desde entonces, el capital privado se ha dirigido a la exploración petrolera, la gasolina y la electricidad.(Foto: Reuters/Henry Romero)(Foto: Reuters/Henry Romero)

Sin embargo, los mercados abiertos entran en conflicto con el objetivo de AMLO de reactivar a Pemex y a CFE, ya que aseguran, ninguna de las dos está a la altura del desafío de la competencia y carecen de capital.

Entonces, para apoyar a las nacionales, el mandatario mexicano y su administración han pasado los últimos dos años tratando de bloquear la instalación de nuevas centrales eléctricas, suspender subastas de energía y el desarrollo en campos de petróleo y gas. Inclusive, AMLO ha dicho públicamente que está dispuesto a cambiar la constitución para proteger el control estatal de la energía.

La periodista señaló que esto implica un retroceso de la reforma energética de 2014, además de que por ganarse el apoyo popular al proteger a las empresas estatales a expensas de los inversores privados, el presidente mexicano podría contravenir los compromisos del T-MEC en su país.

El acuerdo reconoce a México como el único propietario de sus recursos naturales, sin embargo, en asuntos relacionados con empresas estatales, dice que las leyes mexicanas deben ser consistentes con las obligaciones que tiene en los acuerdos de libre comercio ya ratificados.

Por ello, “si AMLO quiere que el acceso libre de impuestos de México a Estados Unidos y Canadá permanezca intacto, la competencia energética tendrá que formar parte de su vocabulario”, finalizóO’Grady.

Deja una respuesta