Salud y Alimentación

Aplaca la temblorina

Escrito por Redacción

Los movimientos involuntarios en las manos son un tormento para miles de personas, ya que no pueden tener una vida normal, revelan científicos del Hospital Houston Methodist, quienes han estudiado los beneficios de un dispositivo, smartwatch o reloj inteligente, que podría controlar este trastorno mediante estímulos.

Epicentro del movimiento. «El temblor esencial es una afección neurológica que causa temblores localizados principalmente en la mano, pero que también se pueden ver en otras partes del cuerpo… se manifiesta al realizar actividades que involucren la extremidad», explica Olga Waln, neuróloga y especialista en trastornos del movimiento. Aunque se desconoce la causa exacta de la afección, agrega, «creemos que se debe a un desequilibrio químico en ciertas partes del cerebro». Pero hay esperanza, «este nuevo tratamiento para pacientes con temblor esencial es una terapia aprobada por la FDA. Parece un reloj inteligente y se usa en la muñeca del paciente, estimulando los nervios».


Las señales viajan al cerebro y hacen que disminuyan el temblor.
Para tener en cuenta. La especialista del Hospital Houston Methodist explica que antes de su uso el dispositivo debe recibir una cargada especial y el paciente lo puede usar durante 40 minutos.


En un ensayo clínico, el dispositivo fue utilizado 40 minutos, dos veces al día, y se observó que el temblor en la mayoría de los pacientes había disminuido.


Sobre los beneficios en comparación con los electrodos implantados en el cerebro Waln dijo:


«El dispositivo no requiere cirugía y no es invasivo, funciona en la misma área del cerebro que los electrodos».
Estimulan los nervios en la muñeca, enviando una señal al cerebro para controlar los temblores.


Para quién. Al hablar de candidatos, la doctora Olga Waln dice:
«Esta es una opción de tratamiento alternativa para aquellos pacientes que ya probaron medicamentos, que no pueden tomar medicamentos debido a efectos secundarios o que no quieren optar por el tratamiento quirúrgico».


Pero no se pude olvidar que «no es un milagro y no funciona en todos» y requiere de un diagnóstico médico correcto.

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario