Internacional

Arrestos y miedo en el primer día de nueva ley de seguridad en Hong Kong

Escrito por Armando Lopez

Hong Kong, Región autónoma de China. – (Agencias) La policía de Hong Kong se apresuró el miércoles a ejecutar las nuevas normas de seguridad nacional de China con las primeras detenciones a la sombra de esta ley, haciendo que la ciudad sintieran inmediatamente la ofensiva de Beijing para anular las protestas en el territorio semiautónomo.

(Foto: The New York Times)

La ley está demostrando ser eficaz para detener las manifestaciones antigubernamentales que han afectado a Hong Kong durante más de un año. El miércoles, el aniversario del regreso de Hong Kong al control chino, generalmente observado por enormes marchas prodemocráticas, una multitud dispersa de miles de personas protestó, sólo para ser acorralada por la policía y arriesgarse a ser arrestada por crímenes que no existían un día antes.

(Foto: The New York Times)

Lanzando gas pimienta y cañones de agua para forzar a los manifestantes a retirarse de las calles, la policía arrestó a unas 370 personas, incluidas 10 acusados por los nuevos delitos creados por la ley de seguridad que tiene como objetivo responder a la amenaza política que desafía a Pekín. Una de las 10 personas detenidas era una chica de 15 años, que ondeaba una bandera de independencia de Hong Kong, dijo la policía.

De largo alcance y altamente punitiva, la ley amenaza la escena cultural y la sociedad civil que hacen que el tejido de la vida en Hong Kong sea tan distinto del resto de China. Si bien los funcionarios insisten en que la ley afectará sólo a un pequeño grupo de delincuentes, muchos temen que el gobierno pueda usar las definiciones generalizadas de la ley para dirigirse a una amplia gama de personas y organizaciones, lo que lleva a muchos a tomar medidas defensivas.

Museo del 4 de Junio

El museo de 4 de Junio, que conmemora los eventos de la Plaza Tiananmen, en 1989, se apresura a digitalizar sus archivos, temiendo que sus equipos puedan ser confiscados. Los dueños de las librerías observan nerviosamente a los clientes, preocupados de que pudieran ser espías del gobierno. Algunos escritores han pedido a sitios de noticias que eliminen más de 100 artículos, temerosos de que se pudieran usar publicaciones antiguas en su contra.

«Se puede decir que esta ley sólo está apuntando a manifestantes y políticos anti chinos, pero podría ser cualquiera», dijo Isabella Ng, una profesora de la Universidad de Educación de Hong Kong que fundó una organización benéfica que ayuda a los refugiados en la ciudad.

Isabella Ng

«¿Dónde está la línea que divide?», Dijo la profesora Ng, que se preocupa de que su trabajo humanitario podría algún día estar bajo escrutinio. «Todo se vuelve muy incierto.»

La ley, que entró en vigor tan pronto como fue publicada el martes por la noche, confirmó los temores de muchos residentes de que una serie de acciones que habían emprendido anteriormente se habían convertido en ilegales.

Aunque la ley prohíbe específicamente la subversión, la sedición, el terrorismo y la colusión, sus definiciones de esos crímenes podrían interpretarse ampliamente para incluir diversas formas de discurso u organización.

El cabildeo con gobiernos extranjeros o la publicación de puntos de vista anti-Pekín podrían ser castigados con cadena perpetua en casos graves, como espionaje o agentes al servicio del extranjero. También podría decirse de cualquier cosa que se vea que socava la autoridad del gobernante Partido Comunista.

Citando la nueva ley y otros factores, la administración Trump decidió retirar los privilegios comerciales de Hong Kong con los Estados Unidos, que venía produciéndose desde hace más de tres meses.


Una librería de Hong Kong vende libros sobre Xi Jinping y Bo Xilai. (Foto PHILIPPE LOPEZAFP)

Incluso antes de que se aprobara la ley, activistas, periodistas, propietarios de librerías y profesores dijeron que habían comenzado a dudar de cualquier discurso que pudiera ser etiquetado como político. El grupo de derechos humanos, Amnistía Internacional, ha declarado que elaboró un plan de contingencia.

Muchos hongkoneses han expresado interés en la emigración, una tarea que Gran Bretaña ha prometido hacer más fácil. El secretario de Relaciones Exteriores británico, Dominic Raab, dijo el miércoles que a algunos residentes de Hong Kong se les permitiría vivir en Gran Bretaña durante cinco años, en vez de seis meses antes, y luego solicitar la ciudadanía.

Dominic Raab

Uno de los indicadores más marcados de que la ley de seguridad nacional ya estaba teniendo su efecto previsto se produjo el martes, directamente después de que los legisladores de Beijing la aprobaran por unanimidad.

Joshua Wong (centro con micrófono) en su renuncia a Demosisto

Joshua Wong, el joven de 23 años que quizás es el activista más conocido de Hong Kong, anunció en las redes sociales que se retiraría de Demosisto, el grupo político juvenil que fundó en 2016, citando temores por su seguridad. Demosisto, que ha pedido una mayor autonomía para Hong Kong, fue para muchos el rostro del movimiento de protesta.

Acerca del autor

Armando Lopez

Deja un comentario