Religión

Arzobispo señala que Biden debe dejar de presentarse como católico por su apoyo al aborto

Joe Biden. Crédito: Gage Skidmore (CC BY-SA 2.0).


El Arzobispo de Kansas City (Estados Unidos), Mons. Joseph Naumann, señaló que el nuevo presidente del país, Joe Biden, debe reconocer que su auto presentación como católico devoto contradice sus fuertes posiciones políticas que respaldan el aborto.

En una entrevista a Catholic World Report, Mons. Naumann señaló que “el presidente debería dejar de definirse a sí mismo como un católico devoto y reconocer que su punto de vista sobre el aborto es contrario con las enseñanzas de la moral católica”.

“Sería un enfoque más honesto de su parte decir que está en desacuerdo con la Iglesia en este importante tema y que está actuando en contra de la enseñanza de la Iglesia”, agregó.

El Prelado indicó que cuando Biden afirma ser “católico devoto, los obispos tenemos la responsabilidad de corregirlo. Aunque la gente le ha dado poder y autoridad como presidente, él no puede definir qué es ser católico y qué es la enseñanza moral católica”.

“Lo que está haciendo ahora es usurpar el papel de los obispos y confundir a la gente. Está declarando que es católico y va a obligar a la gente a apoyar el aborto con el dinero de sus impuestos. Los obispos deben corregirlo, ya que el presidente está actuando en contra de la fe católica”, subrayó.

Mons. Naumann, como presidente del Comité de Actividades Provida de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), emitió un comunicado con la respuesta de los obispos a la declaración de Biden del 22 de enero en la que respalda el aborto legal en el aniversario del fallo Roe vs. Wade, que abrió la puerta a la legalización de esta práctica.

“Instamos enérgicamente al presidente a rechazar el aborto y promover la ayuda que defienda la vida de las mujeres y las comunidades necesitadas”, señalaron los prelados.

En los primeros días de su gobierno, Biden derogó la Política de la Ciudad de México, que prohíbe el financiamiento federal de ONG extranjeras que promueven o realizan abortos como método de planificación familiar. Con la vicepresidenta Kamala Harris, Biden ha enfatizado su compromiso de nombrar jueces federales favorables al aborto y de codificar los precedentes judiciales a favor del aborto en la ley federal.

Mons. Naumann resaltó la acción del P. Robert Morey, un sacerdote de Carolina del Sur que se negó a dar la Sagrada Comunión a Biden en una Misa en 2019 debido a su postura sobre el aborto.

El Prelado indicó que el P. Morey estaba “siguiendo su conciencia» y que “el presidente tiene la responsabilidad de no presentarse a la Sagrada Comunión”.

“Cuando los católicos reciben la Eucaristía, están reconociendo la Presencia Real de Jesús y también creen en las enseñanzas de la Iglesia”, señaló. “El presidente Biden no cree en las enseñanzas de la Iglesia sobre la santidad de la vida humana, y no debe poner al sacerdote en una situación en la que tenga que decidir si le permite o no recibir la Eucaristía. Él debería saber eso después de 78 años como católico”, agregó.

Mons. Naumann también señaló que su “mayor preocupación” es la posible eliminación de la Enmienda Hyde, que prohíbe la financiación federal de abortos voluntarios.

Durante las elecciones de 2004, los obispos estadounidenses emitieron la declaración “Católicos en la vida política” que daba a los sacerdotes la decisión de negar la Sagrada Comunión a los políticos proaborto.

Ese mismo año, el entonces Cardenal Joseph Ratzinger, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, envió una carta a Theodore McCarrick, entonces Arzobispo de Washington, con la expectativa de que se la leyera a sus compañeros obispos.

La carta decía que los políticos a favor del aborto, después de haber sido amonestados por su pastor sobre las enseñanzas de la Iglesia y advertidos en contra de presentarse a la Comunión, “no deben ser admitidos a la Sagrada Comunión”.

Mons. Naumann también habló en la entrevista sobre la Marcha por la Vida, la propuesta de enmienda constitucional de Kansas para rechazar una decisión de la Corte Suprema estatal sobre el «derecho» al aborto, la permisibilidad ética de las vacunas y si su uso debería ser obligatorio, y la Ley de Igualdad federal, una propuesta legislativa que podría coaccionar a las instituciones religiosas para que actúen en contra de sus creencias religiosas.

Traducido y adaptado por Harumi Suzuki. Publicado originalmente en CNA.

Información totalmente adquirida de nuestros amigos del grupo ACI Prensa