Local

Asestan obreros fuerte revés a Gómez Urrutia

Escrito por La Prensa Monclova

Por: Jesús Medina

La Prensa

Trabajadores de la Planta Arneses PKC de esta ciudad decidieron mantenerse afiliados a la Confederación de Trabajadores de México, CTM, y rechazaron integrarse al Sindicato Minero, esto al terminar las elecciones para definir la Titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo disputado desde hace seis años entre ambos gremios.

En tranquilidad plena, y bajo una pertinaz lluvia que dominó la mayor parte del horario de las votaciones iniciadas a las 8 de la mañana en la Guarnición Militar, para dar mayor garantía de paz, los trabajadores de PKC Arneses de Acuña votaron por mantenerse en la CTM y rechazaron afiliarse al Sindicato Nacional de Trabajadores Minero-Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, a cargo del Senador por Morena, Napoleón Gómez Urrutia, quien desde hace seis años cabildeaba la afiliación de los 5 mil 600 trabajadores de esta planta para agremiarlos a su agrupación.

Gómez Urrutia intenta allegarse de otros sindicatos a nivel nacional, en este intento, en Coahuila, los trabajadores rechazaron su propuesta, sus operadores, hicieron hasta lo imposible por lograr arrebatar el Contrato Colectivo de Trabajo a la CTM a cargo de Tereso Medina, pero no tuvieron éxito.

En las votaciones, 2 mil 231 obreros emitieron su sufragio, mil 184 votos fueron para seguir afiliados a la CTM mientras que mil 18 obreros votaron por mudarse al Sindicato Nacional de Trabajadores Minero-Metalúrgicos y Similares de Gómez Urrutia.

Hubo 29 votos nulos, la diferencia a favor de la CTM fue 166 votos.

Durante las votaciones no se registraron incidentes, por redes sociales, los operadores de Gómez Urrutia intentaban confundir a los obreros, pero no lograron sus objetivos.

Desde hace 6 años, operadores de Gómez Urrutia intentaban afiliar al Sindicato Minero a los trabajadores de PKC Arneses de Acuña, ayer se dio la decisión final con resultados nada favorables para el senador plurinominal de Morena.

Acerca del autor

La Prensa Monclova

Deja un comentario