Editorial

Aztlán

Escrito por Redacción

¿Será Madero?

Hay quien quiere comparar al Presidente de México con el fallecido Comandante Hugo Chávez Frías y eso hace que nos preocupemos con relación a su posible reelección y a la forma en que termine el país. A otros les preocupa que sea algo así como la reencarnación de José López Portillo y el populismo sea el signo de su gobierno.

Cercanos a López Obrador quieren asemejarlo con Don Benito Juárez García o con Don Lázaro Cárdenas del Río.

Nosotros creemos que hay una opción distinta. De entrada hay que recordar que llegó con la fuerza del voto y con la bandera de la democracia. Y que hasta el momento Andrés Manuel se ha comportado como un hombre preocupado por la situación del país, por los valores de las personas, por la situación económica, por los derechos humanos. Lo vemos como alguien de buenos sentimientos, incapaz de hacerle daño a los demás. Y no le ha hecho daño a nadie, ni a los buenos, ni a los malos. Siendo así, nos recuerda a Don Francisco I Madero.

Y entonces no nos preocupemos de su reelección, ni del populismo, sino de algún Victoriano Huerta que ahorita le sonría y mañana le traicione.

Y hablando de Madero

Un misterioso y curioso coleccionista acaba de adquirir en 36 mil pesos, dos cartas de amor que le envió Don Francisco I Madero a su entonces novia la señorita Sara Pérez. En ese entonces el `prócer de la democracia tenia 29 años y estaban a unos días de contraer matrimonio. Si usted también tiene curiosidad, solo le decimos que Don Pancho le hace comentarios de temas cotidianos y le manda “ardientisimos besos” a su amada Sarita.

Zona de confort

Que bueno que vaya el Presidente a Puebla. Que malo que sea hasta hoy, cuando se le pasó el coraje. Cuando no había riesgos de que alguien lo mirara feo.

El Presidente debe ir a todos lados. A donde lo miren bonito y a donde no lo quieran ver. Es el mandatario de todos los mexicanos y entre ellos estaban los Moreno Valle y hoy están los habitantes de Jalisco, Guanajuato; Aguascalientes.

Ah y como Presidente también tiene que ir a Davos y a cualquier sitio en donde pueda entablar negociaciones y acuerdos con otros mandatarios. Estamos en el siglo XXI, vivimos en la globalización.

Hay que salirse un poco de la zona de confort.

Crisis en Michoacán

En el pasado mes de diciembre varios estados de la República entraron en una grave crisis económica en la cual sudaron la gota gorda para cubrir los compromisos de aguinaldo y el sistema de pensiones de los trabajadores estatales de la educación y de salud. Lo más grave se vivió en Baja California, donde los maestros agremiados a la Sección 37 salieron a las calles para exigir el pago a la pensión de 7 mil jubilados y de algunas prestaciones a 16 mil activos.

En Michoacán la crisis estalló en enero. Y no fue con maestros estatales (pues allá solo hay educadores federalizados). Tampoco fue con maestros institucionales, sino con los de la CNTE, que al menos ahí se mostraron extrañamente pacientes y tolerantes, pues según señalan los adeudos son de varios meses.

La crisis michoacana no se ha resuelto. El Gobierno de AMLO quedó de mandarles algo de dinero como préstamo y el Gobierno de Aureoles lo recibe pero señala que le toca a la federación enfrentar responsabilidades con los docentes.

En pocas palabras. Que AMLO se preocupe de los Huerta, que no se quede en una zona de confort, que hagan algo serio con relación al presupuesto de los estados y que tengan ustedes tanto amor como el que le prodigaba Madero a Sarita.

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario