Editorial

Aztlán: Las Mañaneras

Escrito por Redacción

!Las mañaneras o la usurpación de funciones!

No se ve otro beneficio en la actividad diaria del Presidente Andrés Manuel López Obrador frente a los medios de comunicación en las llamadas “mañaneras”, más que distraer con sus respuestas lentas y confusas a todos. Un mandatario informando cada mañana sobre acciones y circunstancias políticas del país resulta en usurpación de funciones, las cuales en todo caso, corresponden no a la cuarta transformación sino al cuarto poder, a los periodistas.
Los mexicanos nos comenzamos a preguntar si no sería más productivo que AMLO utilice esas horas de las mañaneras en actividades propias de su investidura: resolver problemas de desarrollo económico del país, inseguridad, salud, educación, generación de empleos.
Vamos en el segundo año de mandato y no se avizoran otras actividades que no sean seguir promoviendo su imagen como si estuviera aún en campaña y el estar regalando dinero a grupos, según él, vulnerables, pero a quienes gran parte de la clase trabajadora identifica, en su mayoría, como segmentos improductivos y con alta actitud de holgazanería.
Política clientelar en toda su magnitud y la voces, representantes de la opinión pública en silencio, la sociedad mexicana cegada por la prestidigitación de quien utiliza dos de las estrategias más censurables de la guerra y el poder: la confusión, el engaño, y lo que es más preocupante, la mayor parte de la prensa sometida al usurpador, quien le ha arrebatado su derecho a informar y analizar, y se dedica a desarrollar la crónica de las gestas mediáticas de quien ha suplantado la verdad por el juego de espejismos. Es tiempo ya de retomar la pluma y la palabra para llevar a cabo la responsabilidad más importante que ha logrado la modernidad, la crítica, como lo dijera hace algunos años el Nobel mexicano Octavio Paz.

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario