Editorial

Cadáveres anticipados

Escrito por Emy Trianna

¿Qué son los cadáveres anticipados? El problema es que son personas vivas que van a morir. 

La sociedad lo sabe antes de que esto suceda y aún así, son hechos que salen a la luz cuando se vuelven registros monstruosos: letales y violentos.

Esto convierte a la sociedad en una máquina de hipocresía, porque son hechos que se saben que están sucediendo pero que no son neutralizados ni mucho menos descartables.

En algún sitio, en alguna ciudad, pueblo, casa, familia: hay un velorio de alguna adolescente que salió de casa y no regresó. Y eso, si hay cuerpo que velar, si hubo una respuesta o una carpeta de investigación. Casos que se repiten a diario, a cada hora a lo largo y ancho de la república, haciendo estadística de una vergüenza nacional.

Madres, hijas, hermanas, familiares de alguien; que han descubierto sus cuerpos sin vida, abandonados en arroyos, en bolsas, en lotes baldíos apenas ocultos sin miedo a notar la ejecución del crimen.  En varios casos, las víctimas han sido reconocidas sólo por su ropa, dentadura o señas en particular mientras que el resto del cuerpo queda irreconocible. Y cabe mencionar que los cuerpos han sido en su mayoría; encontrados por personas que transitan el lugar y nunca por la policía.

 

Las familias que se quedan sin hijas, hermanas, madres y deben tolerar la ineficiencia, insensibilidad y negligencia de las autoridades locales, sumándole el dolor y el ser señalados por la comunidad y los medios sin que se mueva un sólo dedo. ¿encubrimiento? ¿impotencia? ¿complicidad?.

Son «muertas en vida», víctimas tipificadas como feminicidios. Una agonía que se ha asentado en nuestro presente, después de anunciar el crimen. 

¿Cuántos cadáveres son muchos para poder decir que está pasando esto delante de todos?

Por qué está siendo ignorada la justicia que exige cada madre de familia de estas niñas secuestradas, abusadas, masacradas y asesinadas haciendo caso omiso del reclamo de una justicia de estas madres que quieren a sus hijas de vuelta y de escasas que son las organizaciones que velan por ver la luz de una respuesta del gobierno.

Alarmantemente el feminicidio extendió sus raíces frente a nuestros ojos, desde Ciudad Juárez al resto de México.

Con estos hechos se puede llegar a tener una idea del riesgo en que viven las mujeres y la huella que deja además de ser violadas y asesinadas.

¿Cómo hablar de paz, democracia y justicia en México si no existe un cobijo para las mujeres cuando son en muchos casos; sustento de alguna familia, madres jóvenes y solteras que están siendo secuestradas, mutiladas, estranguladas, apuñaladas, quemadas, desangradas, expuestas a tormentos para finalmente ser asesinadas. Escenas dignas de alguna película de terror denominado feminicidio por ser un asesinato brutal y sistemático hacia la mujer.

Acerca del autor

Emy Trianna

Escritor por mera ansiedad, bloguera, artista plástico-azul. Fotografía, Ilustrador y Músico por hambre. Pero aún, sigo buscándome

Deja un comentario