Internacional

Cierre temporal de Centro de Detenciones por muerte de joven guatemalteco.

Escrito por Armando Lopez

McAllen, Texas, EUA.- (Agencias) Debido a la presencia de 32 casos de influenza y a la muerte de un joven guatemalteco por este mal, la patrulla fronteriza decidió cerrar temporalmente el mayor centro de detenciones de esta agencia, en la ciudad de McAllen, Texas. Ayer por la tarde fue puesto de nueva cuenta en funciones.

El cierre temporal fue ordenado un día después de la muerte de un joven de 16 años, originario de Guatemala que se encontraba bajo la custodia de la Patrulla fronteriza y había sido detenido el pasado 13 de mayo, sin la  compañía de algún adulto.

El pasado martes los médicos del Centro de Procesamiento Centralizado o Ursula, por ubicarse en la avenida Ursula, habían encontrado a 32 inmigrares con altas temperaturas y síntomas relacionados con la gripe. La Patrulla Fronteriza decidió entonces el cierre temporal de este centro para evitar la “propagación de la enfermedad”. Los migrantes detenidos fueron enviados a otros centros.

Un agente de la Patrulla Fronteriza explicó que los 32 migrantes enfermos fueron trasladados a un centro cercano para practicarles más pruebas y para su atención y observación. La muerte y el brote de gripe hicieron de nuevo que organismos civiles criticaran las condiciones de salud en que se encuentran los centros de detención y sobre todo la atención medica que reciben los detenidos. Mientras la agencia hace esfuerzos para poder contener el aumento cada vez mayor de llegadas de migrantes provenientes de Honduras, Salvador y Guatemala.

Carlos Gregorio Hernández Vázquez, el adolecente guatemalteco de 16 años, fue encontrado muerto la noche del lunes. Fue el cuarto migrante menor muerto bajo la custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza en los últimos meses. Carlos tenía influenza pero aún se desconocen las causas de su muerte.

Carlos fue sometido a un examen médico inicial el día de su detención y no mostró señales de estar enfermo, de acuerdo a un oficial de la Patrulla Fronteriza que pidió el anonimato. Al no detectar ninguna enfermedad fue transferido al Centro de Procesamiento Centralizado, el principal centro de procesamiento de los migrantes que son detenidos en la región del valle de Rio Grande. La mañana del domingo Carlos les digo a los agentes que no se sentía bien, un enfermero determinó que tenía influenza y recomendó que se le diera una dosis de Tamiflu.

Carlos fue trasladado a una estación de la Patrulla Fronteriza en Weslaco, a 32 kilómetros de ahí, donde lo separaron de los demás detenidos. Lo encontraron muerto una hora después de que lo revisaron para saber cómo se encontraba, comentó el funcionario. La Agencia declaró que ha iniciado una investigación por su muerte.

Acerca del autor

Armando Lopez

Deja un comentario