Coronavirus Nacional

Cómo debe ser el trato y el traslado de cadáveres con Covid-19

Escrito por Redacción
CIUDAD DE MÉXICO, abril 3 (EL UNIVERSAL).- Aunque aún no hay evidencia de algún riesgo de infección a partir de cadáveres de personas fallecidas por Covid-19, se podría suponer para las personas que entren en contacto con los cuerepos y deben ser manejados según lo establecido en el Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Control Sanitario de la Disposición de Órganos, Tejidos y Cadáveres de Seres Humanos y las Normas Oficiales Mexicanas Relacionadas.

En el tratamiento de los cadáveres se debe respetar la dignidad humana y la relación con los familiares del fallecido.
Cómo debe ser el traslado de un cadáver con Covid-19

El cadáver debe ser transferido lo antes posible al depósito de la Unidad después del fallecimiento. Se puede permitir una despedida con los familiares cercanos o próximos. Todo sin contacto físico con el cadáver.
Las personas que entren deben tener equipo de protección personal que consiste en una bata desechable, guantes y una mascarilla quirúrgica de triple capa.

El cadáver debe mantenerse íntegro y limitar al máximo su manipulación, teniendo especial atención al movilizar o amortajar el cadáver evitando contacto directo con fluidos o heces fecales, utilizando en todo momento máscaras de filtración N95 (nunca tapabocas).

Debe introducirse en una bolsa de traslado para cadáver biodegradable conlas características técnicas sanitarias de resistencia a la presión de los gases en su interior e impermeabilidad.

La introducción en la bolsa se debe realizar dentro de la propia habitación de aislamiento.
Una vez que el cadáver esté adecuadamente empacado en la bolsa, se puede sacar sin riesgo para conservarlo en el área de depósito, colocarlo en un ataúd? para llevarlo a la funeraria, enviarlo al crematorio o realizar el entierro.

Autopsia
En casos de pacientes fallecidos por Covid-19, los pulmones y otros órganos todavía pueden contener virus vivos por ello se debe reducir al mínimo el número de personas que van a realizar la autopsia.

Se debe elaborar un listado de todo el personal, quien debe vigilar cualquier síntoma respiratorio en los 14 días posteriores a la última exposición a un caso confirmado para realizar el diagnóstico oportuno y proceder a su aislamiento, si fuera el caso.

Traslado internacional de cadáveres de casos de Covid-19
El traslado internacional del cadáver de un caso de Covid-19 debe realizarse siguiendo lo establecido en la legislación vigente, de modo análogo al traslado internacional del resto de fallecidos por cualquier otra causa.

No se recomienda la aplicación de técnicas de tanatopraxia en los cadáveres de casos de Covid-19; no se autorizará el traslado internacional de estos cadáveres. El traslado internacional de cenizas, no está sujeto a reglamentación sanitaria.

Si el deceso ocurrió en un hospital
En el área hospitalaria donde ocurrió el deceso, personal del aseo debe realizar la limpieza y desinfección terminal de toda la zona y elementos (cama, equipos de la cabecera, colchonetas, puertas, cerraduras, ventanas, baño, etc.), incluyendo todos los que sean reutilizables, de acuerdo a los protocolos previamente establecidos. La desinfección no aplica para máscaras y filtros de máscaras reutilizables.
Si el deceso ocurrió en casa

En caso de que ocurra un deceso en casa y que no haya recibido atención médica, del cual se tenga conocimiento sobre la existencia de enfermedad precedente compatible con infección respiratoria no determinada, se deberá coordinar con las autoridades forenses para que esta asigne el equipo correspondiente para desplazarse al domicilio.

Se debe documentar las circunstancias que rodearon el deceso, establecer las posibles causas de muerte, así como la respectiva toma de muestras que sean procedentes y la remisión inmediata al Laboratorio de Vigilancia Epidemiológica correspondiente.

Cuidados y medidas que el personal en contacto con el cadáver debe mantener

Todo el personal que interviene en el manejo, traslado y disposición final de los cadáveres confirmados o sospechosos de la infección, debe cumplir las normas de bioseguridad, el uso del equipo de protección y técnicas de lavado de manos con agua y jabón después de la manipulación de los cuerpos.

No se recomienda el lavado de manos con alcohol.
Es obligatorio el uso permanente de equipo de protección personal para protección estándar. Estos elementos deberán ser eliminados inmediatamente y no reutilizados en los casos en que dichos elementos puedan serlo.

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario