Espectáculos

Conquista Manzanero entre bromas y romanticismo

LEÓN, Gto., enero 21 (EL UNIVERSAL).- Bromas, pasos de baile y anécdotas, fueron los aliados de Armando Manzanero para complacer el público de León, Guanajuato. Minutos después de las 20:30 horas, apareció en el escenario del Foro del Lago dentro de la Feria Estatal de León 2019 en donde su característico romanticismo y sentido del humor fueron la constante.
La noche comenzó con «Inolvidable», en donde el cantautor invitó a la gente a cantar a su lado, para después añadir: «Muchas gracias, vamos a cantar en esta tierra, en este estado de mi hermano José Alfredo», y seguir con «Somos novios». 
«Que noche más bella, que hermoso, León. Dios los bendiga en sus 443 años de vida», diría sonriente para después interpretar «Esta tarde vi llover».
«Tengo muchos años y hace muchos, muchos años, que vengo a Guanajuato. Solo les quiero decir a ustedes que me siento inmensamente orgulloso de estar en esta feria. Démosle gracias a dios que hoy no llovió», agregó. 
Inmediatamente después, el cantautor daría la bienvenida a la cantante Aranza, con quien interpretaría a dúo «Nada personal» y después tocar el piano mientras ella cantó «Dime». 
«Vamos a cantar porque la luna lo pide. Que luna más hermosa me toco esta noche y sí que se va a poner roja por la madrugada», diría entre aplausos antes de cantar «Como yo te amé» y continuar con «Adoro». 
Entre este transitar romántico y nostálgico, que permitió que el público riera y cantara por igual, el cantautor aprovechó en más de una ocasión para hacer gala de su buen sentido del humor, haciendo alusión a sus novias y a anécdotas familiares. 
«Mi padre era un señor que amaba con su grupo cantar en todo Mérida. Era un tipo muy querido, le caía bien a todo el barrio, menos a mi mamá. Porque tenía sus travesuras como irse a hacer una serenata el viernes, salía de la casa a las ocho de la noche y regresaba entre lunes, martes, y eso a mi mamá no le caía bien», dijo haciendo reír a los asistentes.
«Un día mi mamá lo esperó con un bate de béisbol en la puerta de la casa y cuando llegó le dijo: ‘¿De dónde vienes Manzanero?’, y mi papá le contesta: ‘Pues mira mamacita, según Darwin yo vengo del mono’. Hasta que un día mi mamá se enojó de veras y le dijo: ‘Nada más vamos a esperar que Armandito crezca y tú y yo nos vamos a separar’. Por supuesto que no se separaron nunca, los enterré a los dos juntos, uno encima de otro, como les gustaba estar siempre. Esa vez mi padre se asustó y le dijo: ‘Mamacita voy a cambiar, voy a ser otra gente y ya verás el Manzanero nuevo que vas a tener y le escribió una canción que como estamos en una gran familia, se las voy a cantar y dice así'», contó, para entre risas, continuar con «Voy a cambiar», «No sé tú» y «No», dónde bromeó diciendo: «Desde niño quise bailar pero todas me quedaban grandes», provocando las risas del público y recibir nuevamente a Aranza a su lado. 
Manzanero dejaría momentáneamente el escenario para que la cantante interpretara «De un bolerón danzón», uno de los temas del nuevo disco de ella y luego volver en solitario para recordar su gusto por el jazz e interpretar «Voy a apagar la luz» y decirle a la gente: «Nadie aplaude cuando bailo, por más que me muevo», dijo despertando nuevamente las risas y los aplausos de los asistentes y continuar con «Huele a peligro» y antes de finalizar contar otra anécdota. 
«No sé ustedes pero a mí, no me gusta que besen a mi mujer y está muy de moda, de repente llegan y le toman la mano: ‘Mucho gusto’ y viene el besito. Y de repente, la besan unos tipos tan raros que uno sabe de dónde vienen y cuando viene el reclamo macho de decir: ‘¿Y por qué te beso ese cuate?’, te dicen: ‘Es un primo lejano, acaba de llegar del norte, entonces hacía tiempo que no lo veía’,» explicó con una voz graciosa y añadió: «Entonces no creo ‘ni maíz’, no creo absolutamente nada. Yo sólo respeto esa situación porque hay un dicho que dice, cuando una pollita está bien alimentada en su peso reglamentario, si uno tienen hambre, se la come, así que nada de huele a peligro».
Al cantar «Mía», Manzanero hizo gala nuevamente de su sentido del humor y contó una historia sobre una novia que tuvo y que después alguien se la robó: «Todas las noches decía yo tengo que encontrarla, y ponía yo mi computadora, mi WhatsApp y mi Facebook y como a las dos o tres semana, que aparece en Aguascalientes y me acordé de mi caballo Lucero y le dije: ‘Oye Lucerito, hoy sí vas a correr, hoy sí te van a montar porque vamos a ir a buscar a tu dueña, a la gente que me pertenece a mí. Me la volaron pero por Dios que la voy a conseguir’. A como dio lugar la ensillé, le puse todo, no sé cómo hice para subir al caballo y le dije: «No me vayas a tirar porque sino cómo me subo otra vez». 
«Total que como a las tres horas paró en Aguascalientes, paró de golpe y que veo en un ventanal enorme a mi amada, estaba con un neglille pero blanco, no todos los neglilles son rojos, ella tenía uno blanco, lo que pasa es que estaba muy bonito porque estaba incompleto y eso para mí fue un atractivo, la parte de arriba no la tenía. Entonces agarra y cuando le silbé como acostumbrábamos, voltea y me dice: ‘ay papi, no creas los chismes del maldito Texcoco, me robó, a la fuerza me fui'», dijo entre risas, para cantar otra estrofa y rematar bromeando con que otros chicos le decían a ella que no los dejara por ese «huachicolero», con lo que consiguió los aplausos y risas al por mayor. 
Luego de abandonar unos segundos el escenario, Manzanero volvió y decir: «De todos modos no me iba a ir, es un truco que hacen todos mis compañeros, se lo aprendí a los europeos. Siempre se van y empieza el público muy amable a decir: ‘Ay Julio, por favor, no te vayas por favor’, ‘Maluma no, no me hagas eso’, y es mentira. Se van al camerino, y se toman algún trago o se cambian la peluca, se aprietan la faja, pero regresan porque si no regresan no les pagan completo y aparte de eso yo lo hice una vez, pero cuando regresé ya la gente se había ido, entonces ahora regresé pronto», para después hacerse acompañar de Aranza y luego de más de hora y media finalizar con «Todavía».

El Universal / LMM 21/01/19

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario