Internacional

Corren a líderes de Ciudadanos de la marcha del Orgullo en Madrid

Escrito por Armando Lopez

Madrid, España. – (Agencias) Cuando un contingente de miembros del Partido Ciudadanos pretendía participar en la Marcha del Orgullo en Madrid, fueron increpados al grito de: “¡Fuera, fuera! ¡hijos de puta y ciudadavox!”, mientras querían avanzar por el Paseo del Prado en la Marcha del Orgullo de Madrid.

Algunos de los participantes a la marcha lanzaron botellas de agua y latas de cervezas vacías hacía donde se encontraba la portavoz del partido a nivel nacional del partido, Inés Arrimadas; el líder de Cs en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado; la diputada del Congreso Patricia Reyes y la consejera de Igualdad de Andalucía, Roció Ruiz, además de otros miembros del partido que los acompañaban.

Para impedirles participar, una multitud de asistentes se sentaron en la avenida retrasando el desfile de los carros alegóricos. Fue hasta que la policía escoltó, después de hora y media sin poder moverse, a los miembros de Cs fuera del recorrido de la manifestación. Había querido participar con un carro alegórico.

El rechazo a los políticos de Cs forma parte del juicio de la sociedad LGTTBI por su asociación con la extrema derecha y haberse negado a firmar el documento de la organización COGAM, donde en uno de sus puntos reclamaban a los partidos “no valerse delos votos de los particos que defienden una ideología de extrema derecha para gobernar”, una clara alusión a los pactos que este partido a firmado con el PP y Vox. Les fue vetada la participación de su propia carroza, y tuvieron que conformarse con caminar al lado de la Macha principal, sin dejar de ser insultados.

A las 21 horas locales, a la altura de la puerta de Velázquez del Museo del Prado, de nueva cuenta un grupo de manifestantes rompieron el cordón de seguridad para impedir seguir a los miembros de Ciudadanos, volviendo a sentarse para impedir su paso. Despues las 21.30 llegaron a la zona Unidades de Intervención Policial (UIP), policía especializada en contener disturbios, para hacer un cordón y permitir el avance de la comitiva del partido Ciudadanos. Al final tuvieron que ser escoltados por los agentes formando un cordón, primero hacia la zona del Ministerio de Sanidad y desde ahí hasta el Congres de los Diputados.

Ya estando en una zona segura, la portavoz de Ciudadanos declaró molesta que era el “día de la vergüenza”, y exclamo, “nos han lanzado botellas, hielos, vasos, de todos… Hay unos intolerantes que se asemejan mucho a los fascistas de toda la vida que nos han querido expulsar del Orgullo”. Para luego acusar al PSOE y a Podemos de que, “llevan semanas calentando contra Ciudadanos, como hicieron antes de la manifestación del 8 de marzo”.

La parada en pleno Paseo del Prado generó retrasos en el desfile al impedir el paso de las carrozas. Los insultos prosiguieron de manera mayoritaria mientras avanzaban por el paseo del Prado y se presentaron discusiones entre los mismos manifestantes. En tono de reproche, algunos manifestantes expresaron que “Quien viene a apoyar al colectivo, merece respeto”.

La manifestación se mantuvo tranquila mientras se detuvo el avance porque los miembros de Ciudadanos estaban siendo protegidos por cuatro furgones de los antidisturbios. Al principio del recorrido, como a las 19:30 horas, justo cuando los miembros de Ciudadanos no tenían esa protección, es que les empezaron a lanzar todo tipo de insultos y botellas de agua por parte de los manifestantes.  En ese momento se acercó un grupo de unos 20 manifestantes vestidos como monjas blancas y portando carteles naranjas, empezaron a gritarles “el Orgullo no se vende, se defiende”, “Hijos de puta y ciudadavox”.

Al ver esto, otros manifestantes se les unieron en los canticos contra el partido y se vivieron momentos de tensión en el Paseo del Prado. Uno de los participantes en el contingente de Ciudadanos sacó un paraguas para proteger a los lideres del partido que ahí se encontraban, mientras con una sonrisa empezó a gritar “¡Libertad!” y “El Orgullo es de todos”. Sin embargo, los servicios de seguridad sacaron a dos personas que quisieron acercarse a la portavoz de Ciudadanos, uno de ellos alcanzo a lanzar una cerveza a uno de los agentes de seguridad. El partido de Rivera ha recibido gritos como “Sois unos fascistas”, “Quien pacta con fascista es fascista”, “Vergüenza debería daros pactar con la extrema derecha”.

Quisieron acallar los gritos con música de la banda de música que habian contratado, pero no fue suficientes, los gritos siguieron, la portavoz, Arrimadas, junto con el resto de los miembros de sum partido empezaron a bailar con la música, gritando como respuesta “el orgullo es libertad y no nos tenemos que marchar”.

La vicealcaldesa de Madrid, miembro de Ciudadanos, Begoña Villacís, estuvo al principio de la marcha, pero tuvo que ausentarse por ir a oficiar una boda y no estuvo cuando empezaron los gritos en contra de sus compañeros. Ha dicho: “Estamos orgullosos de que hemos defendido y hemos incluido en el pacto con el PP la defensa del colectivo LGTBI. Lo más importante es que el orgullo se queda aquí [en el centro de Madrid, en referencia a la petición de Vox de llevarlo a la Casa de Campo]. Vamos a garantizar esos derechos porque nosotros además llevamos esa concejalía”.

Sin embargo, ha criticado los hechos del repudio a la participación del partido, declarando que es “un paso atrás” que el Orgullo “reste a gente que cree en la libertad y que lleva muchos años reivindicando la libertad y luchando por el colectivo LGBTI”. “Si hay algo que destacaba siempre en el Orgullo es que sumaba”. A la pregunta expresa del supuesto pacto del PP con Vox en el Ayuntamiento, negó conocerlo. Y agregó que “el único pacto que he visto es el que nosotros hemos firmado con el PP donde se reconoce que vamos a seguir luchando por los derechos LGTBI, algo garantizado porque llevamos la concejalía de Igualdad y Familias, y que el Orgullo se queda en el corazón de Madrid”.

Aguado, el portavoz de la formación naranja en la Asamblea de Ciudadanos en Madrid, recordó que el año pasado en la Comunidad de Madrid se aprobó gracias a los votos de su parido la ley contra la “LGTBfobia”, que protege los derechos de la comunidad transexual. Además, agregó, que “quien quiera cuestionarnos, allá ellos, pero no conocen lo que somos y para lo que hemos venido a la política”, y consideró “injusto, sectario y arbitrario” que quieran excluirles de una manifestación que “es de todos”. Pero al momento en que se le pregunto el por que non habían firmado el decálogo de los organizadores, Aguado lo llamó “manifiesto político que busca partir y romper la transversalidad del movimiento LGTBI”.

Acerca del autor

Armando Lopez

Deja un comentario