Cultura

De obrero a poeta

El domingo 13 de diciembre tuve la oportunidad de presentar junto con Maki Barsaly, el libro de Eduardo Tovar Herrera. QUI INFERNO, ET SAECULARIA. Una obra con sentimientos, aventuras y responsabilidades. Aquí la noche no tiene hora, imaginariamente un poeta camina por las calles antiguas de Saltillo. La luna es romántica y te invita a disfrutar de un momento placentero.

Gallo Alfaro

La visión del libro se adentra en la cotidianidad de las personas que el poeta va observando en sus andanzas. Hay angustias y sufrimientos, por ejemplo, a la mierda le pone un nombre, le narra un poema pecaminoso. En otra escena evocaron enojo la injusticia del desamor y la infidelidad que tienen ciertas personas.

El poeta presentando su libro

La obra tiene 115 páginas, bajo el sello de editores Cravioto, una casa de cultura ubicada en Torreón y que se dedica a apoyar a los jóvenes creadores. La portada es una bella fotografía que proyecta un paisaje misterioso, un lago con unos patos y aves, el frío de la niebla y la tenebrosidad te invita a algo… El autor es un joven poeta que paga sus estudios trabajando como obrero, una persona que es atenta y observadora. Eduardo es amante de la música y un virtuoso creador.

Portada del libro

Su primera obra promete y nos invita a reflexionar con humor, aquí los poemas son escenas y ensoñaciones. El escenario fue especial y amenizado con la música de el gallo Alfaro. El cierre fue emotivo, el poeta dio lectura de los poemas y al final hubo aplausos. Cabe destacar que a pesar de ser tiempos de pandemia hubo cupo limitado, se respetaba la distancia y el uso de gel antibacterial.

Maki Barsaly hablando sobre los valores de la poesía, QUI INFERNO, ET SAECULARIA.

Deja una respuesta