Deportes Espectáculos

Diamantino aborda el lado oscuro del futbol

Escrito por Redacción

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 23 (EL UNIVERSAL).- Querer definir el largometraje “Diamantino” sería una tarea difícil de realizar. De ella se podría decir que es una cinta sobre el ascenso y declive de un futbolista (Diamantino), pero no lo es, se podría pensar que es una comedia acerca de un futbolista, pero tampoco lo es.
Entonces, ¿de qué trata este filme dirigido por Gabriel Abrantes y Daniel Schmidt y que les hizo ganar el Gran Premio Nespresso de la Semana de la Crítica de Cannes en 2018?
Abrantes explicó en entrevista a EL UNIVERSAL que se trata de “una comedia o una parodia que tiene parte cuento de hadas que nos permite contar cómo el futbol se ha convertido en religión y no de una manera positiva”.
El filme, que estrena en México este viernes, tiene una premisa interesante: Diamantino es un estrella del balompié que tras tenerlo todo, un día falla un penal en el juego final de la Copa del Mundo, el jugador ha perdido su talento y a partir de ahí, la fama, el dinero, el reconocimiento y los amigos se esfuman.
Su carrera toma un rumbo distinto cuando una agencia de espías solicita sus servicios y el futbolista descubre un mundo extraño lleno de fantasía y conspiraciones inimaginables para el resto del mundo.
“Hay dos textos de David Foster que nos inspiraron para nuestra historia, uno es ‘Roger Federer como experiencia religiosa’ y el otro ‘Cómo Tracy Austin rompió mi corazón’. Ambos muestran cómo el futbol ha reemplazado al arte como la forma en que las masas se conectan con algún tipo de comprensión de algo sobrehumano: que los humanos podían hacer algo más allá de lo que cualquier otra persona podía creer y que anteriormente estaba ocupado por las artes, ya sea Miguel Ángel o quien sea y su capacidad para crear realismo, ya sea escultura o pintura”, indicó Gabriel Abrantes.
Aunque desde su estreno de la cinta en Europa, mucho se ha mencionado que “Diamantino” es un símil del jugador Cristiano Ronaldo, Gabriel detalló que es una simple coincidencia, ya que lo que ellos querían profundizar era en la idea de ¿qué hace que un llamado genio (Diamantino) sea tan talentoso y bueno en la cancha?
“Es un poco darse cuenta que la razón por la que su mente es tan tonta es porque está vacía por dentro y por eso es tan bueno en la cancha. Y eso es algo desgarrador, descubrir que el secreto del genio es en realidad algo a lo que no tienes acceso debido a su falta de espíritu o su vacío mental”, señaló.
Para el director, el viaje de este futbolista en pantalla es un pretexto perfecto para mostrar de manera fantástica la serie de complicaciones tanto sociopolíticas como existenciales que rigen a la especie humana.

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario