Internacional

Dos kilómetros que han encendido la guerra en el Sahara

El territorio entre el extremo sur de la ocupación marroquí del Sáhara y Mauritania es una de las fronteras más extrañas del mundo y ha desencadenado un conflicto armado

Nuadibú, Mauritania. – (Agencias) Una de las fronteras más extrañas en el mundo es la que existe entre la República Árabe Sáhara Democrática (RASD) y Mauritania. Los acuerdos de paz entre Mauritania, RASD y Marruecos crearon una superficie de unos dos kilómetros entre el punto más al sur del muro de ocupación marroquí y la frontera con Mauritania.

Unión soviética | Aquellas armas de guerra | Página 4

Dos kilómetros, que en términos prácticos son un poco más de tres, porque el paso fronterizo maurita es mucho más profundo que la frontera real.

Este territorio está atravesado por una ruta que no se llega a ser una carretera, pero en la práctica es un nudo de comunicación entre Mauritania y Marruecos.

Los marroquíes han intentado en los últimos años crear un camino a Nuadibú, con la evidente intención de consolidar la ocupación y cortar el acceso al mar a la RASD. Pero la ONU, que mantiene fuerzas de mantenimiento de la paz, no lo ha permitido.

Este fin de semana, sin embargo, las tensiones han aumentado hasta el punto de que el gobierno del RASD ha anunciado oficialmente que una vez más está entrando en guerra con Marruecos, rompiendo la tregua que duró años. Y la causa ha sido un incidente precisamente en estos dos kilómetros de república.

TLAXCALA: Todo es suyo

Marruecos protege la ocupación del territorio saharaui con un muro de arena y piedras, diseñado para impedir el paso de vehículos. En total, el muro ocupa unos 2,500 km. y emplea permanentemente a 100,000 soldados. Cada diez o quince kilómetros hay una pequeña unidad de vigilancia permanente.

La península que los marroquíes no pueden ocupar

La península que se conoció como Cap Blanc es un resto, anacrónico, de la colonización francesa y española. En ese momento, los dos estados lo dividieron dibujando una línea casi recta por la mitad.

En el lado francés, hoy Mauritania, nació la ciudad de Nuadibú, que es la capital económica de Mauritania y también uno de los puertos desde los que más migrantes tratan de llegar como lo es en las Islas Canarias. En el lado español se encuentra La Agüera, un pueblo fantasma con edificios destruidos y medio enterrados por la arena del desierto.

De hecho, un pacto táctico entre Mauritania, el RASD y Marruecos había abandonado La Agüera, que se encuentra a unos sesenta kilómetros de la ciudad, bajo control mauritano. Para llegar allí, se necesitaba un permiso del ejército mauritano y las pocas personas que vivían allí estaban controladas por la policía maurita, a pesar de reconocer que el territorio no era suyo. La razón del pacto está al otro lado de la frontera: en la ciudad de Nuadibú.

En la península de Cap Blanc, la parte del RASD es un vacío absoluto. El desierto lo ocupa todo. En contraste, la banda maurita Nuadibú ha crecido a noventa mil habitantes y se ha convertido en el centro económico del país.

Ahí se encuentra el puerto principal y es el punto de llegada del peculiar y espectacular ferrocarril de hierro, que transporta este mineral desde Zuerat, donde se encuentra una de las minas más grandes del mundo. Los trenes ocupan tres kilómetros, lo que los convierte en los trenes más largos del mundo.

Una ingeniería canaria firma el Muelle de la Marina mauritana en Nuadibú -  La Provincia
Nuadibú

Con tanta actividad económica, el puerto y un aeropuerto internacional con vuelos regulares tanto a Casablanca como a Gran Canaria, Nuadibú se ha convertido en un pozo de riqueza en medio de ninguna parte que ninguno de los protagonistas de la guerra está interesado en colapsar.

Ampliación del puerto pesquero de Nuadibú | Ineco

La situación, sin embargo, cambió en 2016, cuando la RASD estableció una pequeña guarnición de su ejército en La Agüera, específicamente la Segunda Brigada Blindada Mohamed Abdelaziz.

Hace treinta y cinco años, ninguna unidad militar saharaui ocupó un lugar en la costa atlántica del país y la consolidación de esta guarnición permitió a la RASD considerar la repoblación de La Agïera, una ciudad de la que todos sus habitantes habían huido durante la guerra en dirección a los campamentos de Tinduf en Argelia.

Los antiguos habitantes de la ciudad saharaui La Güera piden volver a sus  casas
La Agüera

La posible resurrección de la ciudad tendría implicaciones muy importantes para saharauis de todo tipo. Propaganda, por supuesto. Pero también de las relaciones internacionales.

La Unión Europea, por ejemplo, está tratando de controlar el flujo de migrantes desde Nuadibú y todos los barcos que salen de ese puerto deben pasar por la ruta norte de La Géera. Así que las tropas saharauis tendrían mucho que decir al respecto.

Para presionar a la ONU

Este fin de semana se desencadeno la guerra debido a un incidente que muestra como cambiaría si los saharauis logran establecer una población permanente. Un grupo de civiles que dicen forman parte del Frente Polisario cortó durante dos semanas la ruta entre las guarniciones marroquíes de Guerguerat con el mauritano, en la tierra que teóricamente no es de nadie.

El pasado viernes el ejército marroquí entró en la zona de nadie para disolver la manifestación y permitir el paso de los vehículos, en una clara violación de los acuerdos de paz, lo que desencadenó el anuncio del gobierno saharaui de declarar la guerra. Las primeras acciones militares fueron bombardear varias posiciones marroquíes.

Claves del conflicto entre Marruecos y el Frente Polisario | Internacional  | EL PAÍS

Con estas acciones el RASD pretende volver a presionar a la ONU para que celebre un referéndum de autodeterminación del territorio, que según la justicia internacional sigue siendo responsabilidad de España como potencia colonial, a pesar de la ocupación marroquí desde 1976.

Los saharauis acusan a la ONU de permitir estos años la inmigración masiva de marroquíes al Sáhara occidental, con el objetivo de alterar el registro electoral del referéndum, en el que de acuerdo con los acuerdos de paz sólo podían participar los saharauis y no los colonos marroquíes.

El presidente de la República Saharaui declara oficialmente roto el alto el  fuego firmado con Marruecos y declara el estado de guerra | Público

Sin embargo, los nacidos en el Sáhara, incluso de padres marroquíes, se consideran saharauis y su voto podría ser decisivo para impedir el reconocimiento de la independencia.

La República Árabe Democrática Saharaui fue proclamada el 27 de febrero de 1976 y ahora es reconocida como un Estado independiente por cuarenta Estados miembros de la ONU y la República de Osetia.

La mayoría de los estados que lo reconocen son árabes o africanos, pero también lo hace un importante grupo de países americanos que incluye A México, Panamá, Cuba, Uruguay y Nicaragua, y algunos países asiáticos como Timor Oriental, Laos y Corea del Norte.

Sin embargo, no tiene el reconocimiento de ningún país europeo, aunque el Parlamento sueco ha pedido al Gobierno que tome este paso.

La RASD es un miembro oficial de la Unión Africana, la mayor organización continental. Dentro de la Unión Africana, Marruecos y RASD tienen el mismo estatus que los países independientes, a pesar de los esfuerzos marroquíes para impedirlo.

Deja una respuesta