Internacional

EEUU advirtió que pese a la promesa de desescalada, Rusia sumó hasta 7.000 militares

Rusia aumentó su presencia en la frontera con Ucrania con al menos “7.000 militares”, algunos de ellos llegando este miércoles, aseguró un alto funcionario de la Casa Blanca, quien calificó de “falso” el anuncio de Moscú de una retirada de fuerzas.

Moscú puede “en cualquier momento” lanzar una operación que le serviría de “pretexto falso” para invadir Ucrania, prosiguió. “Rusia dice querer encontrar una solución diplomática, pero sus acciones indican lo contrario, señaló.

Más temprano, el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, dijo que no ha visto “un retiro significativo” de tropas rusas de las fronteras con Ucrania a pesar de los anuncios de Moscú.

La amenaza de Rusia “está ahí, es real”, declaró en el canal estadounidense ABC. “Lo que estamos viendo no es un retiro significativo. Por el contrario, seguimos viendo fuerzas, en particular fuerzas que serían la avanzada de una posible nueva agresión contra Ucrania, que siguen estando en la frontera”.

No hemos visto una retirada. Nos gustaría verla. Si la vemos, la celebraremos”, insistió el secretario de Estado.

Blinken reafirmó que el presidente ruso, Vladimir Putin, “tiene la capacidad para actuar en cualquier momento. Puede apretar el gatillo, puede hacerlo hoy, puede hacerlo mañana, puede hacerlo la próxima semana”.FOTO DE ARCHIVO: Soldados rusos en un tanque durante unas maniobras realizadas en el óblast de Leningrado, Rusia, en esta imagen cedida publicada el 14 de febrero de 2022. Ministerio de Defensa de Rusia/Cedido a través de REUTERSFOTO DE ARCHIVO: Soldados rusos en un tanque durante unas maniobras realizadas en el óblast de Leningrado, Rusia, en esta imagen cedida publicada el 14 de febrero de 2022. Ministerio de Defensa de Rusia/Cedido a través de REUTERS

Esta semana medios rusos publicaron artículos y fotografías de supuestas fosas comunes en Donbás, región controlada por separatistas alineados con Moscú que han combatido las fuerzas ucranianas desde 2014.

El martes, el presidente ruso, Vladimir Putin, acusó a Kiev de cometer un “genocidio” en Donbás.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, alega que Moscú hizo esas afirmaciones como una excusa para invadir Ucrania.

“A lo largo de varias semanas, también hemos visto a oficiales rusos y medios rusos publicar numerosos artículos en la prensa, cualquiera de los cuales podría servir como pretexto para una invasión”, dijo Price.

Esas acusaciones, difundidas también en redes sociales, incluyen genocidio, fosas comunes y la posibilidad de que el gobierno ucraniano utilice armas químicas contra la población de Donbás.

“No hay base de verdad para ninguna de esas afirmaciones”, insistió Price.

Price recordó que antes de la invasión rusa de la región ucraniana de Crimea, en 2014, Moscú también acusó a Kiev de perseguir a gente en la región, muchos de los cuales hablan ruso.

En la Casa Blanca, la secretaria de Prensa Jen Psaki tachó las acusaciones de Moscú de artimañas. “Estamos en un punto donde creemos que un ataque puede llegar en cualquier momento, y que eso vendría precedido de un pretexto fabricado”, añadió Psaki.