Internacional

El ataque al Capitolio, una visión dividida de los hechos

Una clara muestra de la profunda división entre los estadounidenses sobre los acontecimientos del fatídico 6 de enero pasado, es que el 34% cree que la acción contra el gobierno estuvo justificada

Washington, D.C. – (Agencias) A casi un año del mortal ataque al Capitolio, corazón del sistema democrático de Estados Unidos, el país y su clase política se encuentran divididos sobre lo sucedido ese 6 de enero y el grado de responsabilidad del entonces presidente Donald Trump, en medio de signos generalizados de poco orgullo por el funcionamiento de la democracia en el país.

Según una encuesta del Washington Post y la Universidad de Maryland, las diferentes visiones partidistas sobre los acontecimientos tanto del asalto del 6 de enero como con las elecciones presidenciales de 2020, «colorean» casi todos los problemas planteados en dicha encuesta. Desde la violencia ocurrida en el Capitolio ese día hasta la severidad de las sentencia a los manifestantes acusados, y si el presidente fue legítimamente elegido. Solo en la pregunta sobre los agentes de la policía del capitolio lesionados hubo unanimidad.

Intento de golpe de Estado en Washington? No exactamente - The New York  Times

Una clara muestra de la profunda división entre los estadounidenses sobre los acontecimientos del fatídico 6 de enero, es que el 34% cree que la acción contra el gobierno estuvo justificada, un aumento considerable a las anteriores encuestas, incluso la del propio Washington Post.

En cuanto a la clase política, la nueva encuesta encontró que el 40% de los republicanos, el 41% de los independientes y el 23% de los demócratas dijeron que la violencia contra el gobierno a veces está justificada.

El 6 de enero de 2020, Trump afirmó, en el mitin organizado por la Casa Blanca a un lado del Capitolio, que las elecciones habían sido manipuladas y arengó a sus seguidores a “pelear como el infierno” para evitar lo que llamó era un robo. Ese día se llevaba a cabo la sesión de calificación de las elecciones presidenciales en el Congreso de los Estados Unidos, que daba el triunfo a Joe Biden. Una turba de seguidores se enfiló hacia el Capitolio para suspender violentamente la sesión.

De acuerdo con la encuesta, el 60% de los estadounidenses dicen que Trump tiene “una gran o buena parte” de la responsabilidad por los hechos fatídicos de ese día. Sin embargo, el 78% de los republicanos y el 83% de los votantes de Trump dicen que él tiene solo una “responsabilidad o “ninguna” de los hechos”.

Otro tema que ha dividido a los estadounidenses, fue el ataque a la legitimidad de las elecciones presidenciales por parte del propio presidente del país, generando un esfuerzo continuo por parte de los republicanos, en algunos estados donde gobiernan, de revisar los resultados. Aunque no han arrojado pruebas fehacientes del fraude, esto no ha debilitado la creencia persistentes de la mayoría de sus seguidores de que las elecciones fueron manipuladas de alguna manera.

La encuesta encontró que el 68% de los estadounidenses dicen que no hay evidencia solida de fraude generalizado, pero más del 30% dice que sí. En el caso de los partidos políticos, el 88% los demócratas y el 74% de los independientes dijeron que no hay evidencias de fraude, pero el 62% de los republicanos dijeron que sí.

De acuerdo con The Washington Post, el número de republicanos es similar a los que estuvieron de acuerdo con Trump sobre el fraude electoral en la  encuesta del Washington Post-ABC News, una semana después del ataque al Capitolio.

Por qué las elecciones de Estados Unidos siempre son en martes?

Cerca de 7 de cada 10, estadounidenses creen que la elección de Biden como presidente fue legitima, pero 3 de ellos no estuvieron de acuerdo, incluido el 58% de los republicanos, que se encuentra por debajo de 70% de la anterior encuesta, y el 27% de los independientes.

Entre los votantes, el 69% de los votantes por Trump en 2020 dijeron que no fue legítimamente electo, mientras que el 97% de los votantes por Biden dicen que sí fue electo legítimamente. Este tipo de resultados no es novedoso, de acuerdo con The Washington Post, en una encuesta del Post-UMD de otoño de 2017, el 67% de los demócratas y el 69% de los votantes por Hillary Clinton dijeron que Trump no había sido electo legítimamente. La encuesta actual fue realizada del 17 al 19 de diciembre por The Post y el Centro para la Democracia y la Participación Cívica de la Universidad de Maryland.

Un años después, las encuestas refleja que tan profunda es la guerra partidista en todo el país sobre los hechos del 6 de enero pasado. Desde entonces, Trump ha alimentado la discordia con mentiras sobre las irregularidades de las elecciones presidenciales, de acuerdo con The Washington Post, y todos los republicanos que ocupan un puesto de elección han dado la espalda a una investigación seria de los fatídicos acontecimientos de ese día.

El 54% de los estadounidenses califica a los manifestantes que invadieron el recinto como “en su mayoría violentos”, mientras que el 19% los considera “en su mayoría pacíficos” y un 27% que dicen que fueron igualmente pacíficos y violentos. Por partidos, el 78% de los demócratas califica a los manifestantes como en su “mayoría violentos”, en comparación con el 26% de los republicanos.  El 36% de los republicanos dice que los manifestantes fueron en su mayoría pacíficos, en comparación con el 5% de los demócratas.

Las esperanzas de unidad se han desvanecido en gran medida al aumento de las dudas sobre la democracia en Estados Unidos. El asalto al Capitolio el pasado 6 de enero, dejó a un oficial de policía y a cuatro civiles muertos y decenas de heridos, principalmente de los policías del capitolio que custodiaban el recinto.

Desde entonces los republicanos han tratado de restar importancia al violento asalto al Congreso, incluso un miembro republicano del Legislativo se atrevió a decir que las turba violenta parecían más turistas que atacantes.