Editorial

El boicot presidencial por Fernando Ruíz.

Por lo menos seis estados del país se han visto afectados por el creciente desabasto de combustible, y no es una problemática general, parece más una casualidad o venganza. Puede sonar atrevido lo que escribo, pero es igual de desafiante que jugar con la inteligencia de la población.

En Diciembre, estados no gobernados por MORENA, se vieron afectados por el atraso de quincenas y aguinaldos a burócratas y magisterio. Previo a la Navidad, un avionazo que dicen fue de Estado. Enero, el gobierno decide cerrar las válvulas de combustible para combatir el huachicoleo en Estado de México y Guanajuato, el resultado, atraso en el desabasto del producto.

Jalisco, Guanajuato, Querétaro, Michoacán, Estado de México, Hidalgo, son los estados más afectados, y que casualmente ninguno es gobernado por el partido del Presidente. Puebla, ya no puede ser más afectado, por eso en esa zona si llega el combustible en tiempo y forma.

La molestia de la población será con sus gobernantes, y solo habrá un Salvador. Pero es el mismo Salvador el que causa el problema, para después regresar y da la solución; es una estrategia utilizada durante siglos para desestabilizar gobiernos sólidos. Jalisco, Guanajuato, Querétaro y Puebla derechistas desde siempre; Estado de México e Hidalgo priista, y el eslabón perredista de Michoacán.

No duden que los próximos años estos mismos estados, que cuentan con millones de votos, se vean afectados por casualidades que nunca les habían pasado. Perdón señor Presidente, pero son jugadas muy obvias. Se los dejo de tarea…

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario