Nacional

«Él no era huachicolero». Defienden honor de víctima

Alicia Pereda y Ricardo Moya, enviados
TLAHUELILPAN, Hgo., enero 20 (EL UNIVERSAL).- César Jiménez Brito no robaba combustible, se dedicaba al autolavado y otros trabajos, dicen su esposa Alicia y sus suegros.
Murió en la «zona cero» de la explosión en Tlahuelilpan, a donde llegó porque todo el pueblo decía que había gasolina.
Fue el primer cuerpo en ser identificado, por un juego de 12 llaves y unos anillos que el fuego no destruyó.

El Universal / MME 20/01/19

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario