Internacional

El Nobel de la Paz de 2019 para el primer ministro de Etiopía

Escrito por Armando Lopez

Estocolmo, Suecia. – (Agencias) El premio Nobel de la Paz de 2019, fue para Abiy Ahmed, primer ministro de Etiopía, de 43 años. De acuerdo con una nota desde Addis Abeba, la primera fracción de Ahmed al conocer el nombramiento fue “nos sentimos orgullosos como nación”. Su mérito más importantes es la firma de la paz con Eritrea tras un añejo conflicto de dos décadas y su valiosa participación en el proceso de transición en Sudán, que llevó a un acuerdo entre civiles y militares.

Abiy Ahmed, primer ministro Etiopía e Isaías Afewerki, primer ministro de Eritrea

Desde el 2 de abril de 2018 que llegó al cargo, Ahmed ha producido una auténtica revolución democrática en su país. Promovió a la única mujer presidente en África, Sahle-Work Zewde, y nombró un gobierno paritario entre otras reformas.

Sahle-Work Zewde

Sin lugar a dudas, muchos apostaban que el premio se lo llevaría Greta Thunberg, quien se ha alzado como un icono en la lucha contra el cambio climático. Sin embargo, el Comité Noruego decidió entregar el premio Nobel de la Paz a uno de los líderes africanos más sobresaliente.

Greta Thunberg (Photo by Spencer Platt/Getty Images)

Desde su llegada al poder, significó una bocanada de aire fresco en una región muy convulsiva del continente africano, pero sobre todo en Etiopía. A su llegada, liberó a muchos presos políticos y dio por terminado el estado de emergencia en su país, que, según organizaciones internacionales, había sido usado por el Gobierno anterior para cometer atroces violaciones a los derechos humanos.

Mengistu Hayle-Mariam 

Ahmed, que formó parte de la guerrilla que forzó la caída de Mengistu, para después unirse al ejército donde desempeñó tareas de comunicación e inteligencia, es hijo de padre musulmán de la etnia Oromo y de madre cristiana ortodoxa de Ahmara, ha iniciado profundas reformas en un sistema político marcado por los equilibrios étnicos. Ingeniero informático de profesión. Comenzó su carrera política en el Partido Democrático Oromo, donde llegó a ser diputado de la coalición gobernante en 2010.

Abiy Ahmed

Uno de sus objetivos es la liberación y apertura de la economía, que no ha sido bien recibida por sectores reaccionarios. Apenas tres meses después de su llegada al poder, el 23 de junio de 2018, le lanzaron una granada que explotó a 20 metros sin causarle algún daño. Las investigaciones apuntan a sectores reaccionarios dentro del Ejército y las fuerzas de seguridad.

Isaías Afewerki y Abiy Ahmed

Pero sin duda, lo que se ha valorado por el Comité del Nobel, has sido la firma de paz con Eritrea, un añejo conflicto que enfrentó a los dos países vecinos y que se dio por terminado con el restablecimiento de relaciones diplomáticas el 8 de julio el 2018. Pero también, sus constantes esfuerzos para lograr la paz entre Sudán del Sur y Sudán, donde a instancias de la Unión Africana logró que civiles y militares golpistas firmaran un acuerdo para la creación de un consejo de transición.  

Denis Mukwege y Nadia Murad

El año pasado el Premio Nobel de la Paz fue para el también africano, Denis Mukwege, médico congoleño, que lo compartió con la activista iraquí yazidí Nadia Murad, ambos fueron premiados por sus esfuerzos para terminar con la violencia sexual como arma de guerra en los conflictos armados.

Acerca del autor

Armando Lopez

Deja un comentario