Espectáculos

El secreto callado de Amanda Miguel y Diego Verdaguer

Escrito por Redacción


CIUDAD DE MÉXICO, febrero 14 (EL UNIVERSAL).

“Simplemente amor” es lo que define la relación entre Amanda Miguel y Diego Verdaguer, que como cuento de hadas llevan 45 años juntos y planean inmortalizar ese amor hasta que la muerte los separe. ¿Cuál es su secreto?
No tenemos, ese es nuestro secreto“, dice Diego.
Cupido lo flechó desde que la vio caminar por las calles de Buenos Aires y aunque él coqueteó con Amanda, ella siguió su camino.
“Ya después de que la vi alejarse dije: ‘voy a regresar’, empecé a buscar dónde se había ido esta chica y la encontré”.
Amanda, de entonces 18 años, estaba estudiando. Diego la invitó a tomar un café.
“Miré sus ojos y dije: ‘wow’. Le pregunté: ‘¿a qué te dedicas?’ Y me dijo muy segura: ‘soy cantante’. Sentada en el automóvil se puso a cantar y cuando vi esa calidad de voz, dije: ‘esto es una maravilla, qué tesoro encontré'”.


Aunque Amanda también quedó fascinada, fue más precavida en mostrar sus emociones, además se dio cuenta que él tenía otra chica.
Me encantó él, pero yo no soy de demostrarlo, de volverme loca, soy muy penosa, un poco retraída y no me gusta hablar tanto; además esa noche que me invitó a tomar un café, tenía una chica esperándolo“, recuerda Amanda.
Diego tenía amigas con derechos… “Poquito a poco me fui alejando de esos ‘derechos’ e integré a Amanda a mi nueva vida, y un día en el automóvil frente al río de Buenos Aires, me acerqué a ella, la besé y le dije: ‘me gustaría ser tu novio’ y funcionó, aquí estamos”.
Desde que empezaron a salir, Diego ha estado al pendiente de su alma gemela.


“Aparenta de repente ser un hombre más duro, sobre todo cuando está serio, pero siempre da mucha ternura y es muy dulce, eso es lo que ha enamorado a la fecha y con eso me derrito”, expresa Amanda.
Algo que no perdona ella es la traición y la infidelidad, y lo más importante es su familia y lo que ha construido junto a su esposo.
“Tenía una cacerolita de barro con una salsa de tomate que estaba preparando y él llegó con mucho olor a perfume de otra, yo creo que vivienda, porque ese perfume en la casa no existía y yo sin preguntarle nada le tiré encima esa cacerola. No soy una mujer que se hace la tonta, a mi hombre no me lo dejo ¡eh!”.
Diego también protege lo que ama, como ese carácter fuerte de su esposa que adora y que le ha evitado caer en la tentación, pero acepta que algunos coqueteos de Amanda sí lo han alterado.


“Yo celoso con ella sólo en dos oportunidades; sentí que Amanda estaba un poco alejada de mí y coqueteaba de repente y le dije: ‘¡hey!’, son cosas que pasan en la pareja”.
Su relación en canciones. “Digamos que ‘Simplemente amor’ y ‘Hagamos un trato’, esa es la parte más dulce de nuestra vida juntos y la otra de qué cabrón, pues es ‘Él me mintió’ y ‘Así no te amará jamás'”, dice la cantante.
Amanda y Diego han mostrado que el amor existe no sólo en las letras de sus canciones; ha traspasado su música y lo han convertido en su realidad.
Me gusta lo que hemos creado juntos, una historia de amor, de lucha, de conservación de la familia, de evolución, de matrimonio en diferentes etapas, porque hemos pasado por todas y la que nos faltan… Una evolución en nuestras carreras, envejecer juntos y seguir creciendo espiritualmente y nos falta todavía tener más nietos y seguir creciendo para luego morir“, expresa Diego.

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario