Editorial

EL SNTE Y EL ESTADO MEXICANO.

Blas Mario Montoya.

México es un país de instituciones, las que contribuyen al funcionamiento de cada una de las áreas de la administración, de la política, de todos los ámbitos y sectores de la sociedad. El SNTE es una de ellas y ha contribuido a lo largo de sus casi 75 años a garantizar un derecho fundamental del ser humano: el derecho a la educación.

Ha sido participe activo en cada una de las etapas del sistema educativo, aportando en sus diferentes etapas a la consolidación del mismo; ha contribuido a la definición de las políticas educativas y a las reformas que en este tema se han dado. Ha asumido el compromiso de hacer de la educación su principal misión, si dejar de lado la representación legal de sus agremiados a efectos de promover y generar mejores condiciones salariales, prestacionales, asistenciales, laborales y profesionales.

Es en ese marco que el actual líder del sindicato mas grande de América latina, Alfonso Cepeda Salas, ha implementado una serie de acciones que ponen de manifiesto ese compromiso: contribuir desde las aulas a fortalecer la cruzada que ha emprendido el presidente de México para reforzar los valores de democracia, libertad, honestidad, solidaridad y fraternidad que permitan avanzar en la lucha por eliminar la corrupción y la impunidad.

Los maestros y su sindicato harán una vez más la tarea, en ese compromiso que tienen con el país y con los niños y jóvenes; la visión del maestro Cepeda, la voz de los trabajadores de la educación, ha puesto de manifiesto esa congruencia con el estado mexicano y quien lo representa, en sintonía con el proyecto de nación que impulsa el presidente de la república y su equipo de trabajo. En uso de la representación que legalmente le corresponde, esta recorriendo el país, reuniéndose con los compañeros agremiados a cada una de las secciones sindicales del país, recientemente estuvo en Nayarit, en Hidalgo, en Nuevo León, San Luis Potosí y con los trabajadores de la sección 60 de IPN.

Esos encuentros con los agremiados le permite recoger inquietudes, presentar los planteamientos y mantener, en los hechos, la cercanía uno a uno que sin duda contribuye a fortalecer la identidad sindical y consolidar la unidad del magisterio en torno a su sindicato.

Si alguien conoce las condiciones de cada una de las secciones del país, las necesidades y problemáticas que les aquejan, con la experiencia que tiene en la representación sindical es el Alfonso Cepeda, quien además esta retomando la forma de hacer sindicato como en los orígenes de esta organización sindical se hizo.

La unidad es la única garantía de salvaguardar los derechos y conquistas logradas por el SNTE en beneficio de sus agremiados, hoy mas que nunca se requiere estar unidos en esa pluralidad y diversidad ideológica que caracteriza a los trabajadores de la educación; no es momento para luchas estériles ni para liderazgos del pasado, Cepeda Salas lo tiene muy claro y trabaja para garantizar el carácter nacional y unitario de SNTE, sabe como hacerlo y cuenta con el apoyo de miles de trabajadores de la educación.

Acerca del autor

Blas Mario Montoya

Deja un comentario