Estado

EMPRESARIO VA A LA CARCEL POR FRAUDE

Escrito por La Prensa Monclova

La Prensa

El empresario sabinense Jenaro Garza Guerra fue capturado por elementos de la Agencia de Investigación Criminal en la media mañana de ayer al llegar a su residencia, al ahora preso, se le acusa por Fraude de 5 millones de dólares contra los carboneros Felipe Cuéllar de Monterrey y Oscar Gutiérrez de Monclova.

La captura de Garza Guerra desató un fuerte escándalo en los círculos empresariales de Coahuila, lo detuvieron en Sabinas cuando se disponía a ingresar a su residencia a bordo de una camioneta de lujo, Ford Titanium, en el primer cuadro de esta ciudad.

De acuerdo a datos, se estableció que Garza Guerra se contrató como representante de los empresarios Felipe Cuéllar y Óscar Gutiérrez, de Monterrey y Monclova respectivamente, para sacar carbón del mineral El Cometa, esto en 2011, en la región Carbonífera de Coahuila.

Los dueños del mineral El Cometa, Cuéllar y Gutiérrez, le facilitaron yukñes y retros a su empleado, Garza Guerra, quien también recibiría un porcentaje por las ventas del carbón de sus empleadores.

La veta del mineral El Cometa fue explotada por Garza Guerra como trabajador de los dos empresarios carboneros.

El carbón sacado de El Cometa era vendido a Minosa, por un contrato que habían logrado los dos empleadores de Garza Guerra.

De manera extraña, Minera La Esperanza, propiedad de Garza Guerra, era la principal vendedora de carbón, aunque a la Promotora de Desarrollo Minero, PRODEMI.

En esos tiempos de “boom” comercial, Garza Guerra había solicitado a sus patrones que lo autorizaran a llevar el carbón de El Cometa a sus patiospara que no se les fuera a mojar”.

Bajo autorización, el carbón de los empresarios Cuéllar y Gutiérrez, sería depositado en lo que se vendía a Minosa.

Al hacer cuentas, los afectados no encontraron carbón depositado en los patios de Garza Guerra y detectaron grandes ventas de la Mina La Esperanza a la PRODEMI, carbón que sacó de El Cometa.

Se desata con ello un pleito legal, tasando la afectación en 92 millones de toneladas al precio de 5 millones de dólares.

 

No se avanza para llegar a un acuerdo, ya que Garza Guerra mantenía bajo amenaza a los afectados a quienes les alegaba cercanía con gente criminal y les quería “evitar problemas mayores”.

La integración de la averiguación tardó años en darse y se reactivó tres años atrás, en el 2017.

La Orden de Aprehensión se cumplió directamente por el Comandante Regional de la AIC.

Garza Guerra tiene millones de pesos en empresas, residencias y vehículos, desde ayer está en el Centro de Readaptación Social de Piedras Negras.

Acerca del autor

La Prensa Monclova

Deja un comentario