Internacional

España en un atolladero

Escrito por Armando Lopez

Madrid, España. – (Agencias) España se encuentra a un atolladero. El fracaso de las negociaciones entre Unidas Podemos y PSOE ponen en el escenario varias posibilidades extremas que pudieran lograr la investidura, sin embargo, la más cierta son las elecciones. En el caso de Madrid, la situación es la misma, Vox ha roto hasta el momento la posibilidad de acuerdo. Las izquierdas y las derechas estan quebradas, y por el lado más extremo: el interés de poder.

Por las izquierdas, existen más reproches que alabanzas, se han roto las posibilidades y todo se encuentra en un atolladero. Se mantiene cada uno en su posición, Pedro Sánchez propone cargos administrativos y ejecución de programas, mientras Pablo Iglesias sostiene el gobierno de coalición. Todo a quedado en la espera de una última posibilidad, de un último mensaje.  Iglesias ha supuesto que Sánchez quiere las elecciones, lo que al parecer es la única forma de deshacer este atolladero, esto pondría a Podemos en una difícil situación ya que las proyecciones de las encuestadoras hacen suponer una grave derrota electoral.

Por las derechas, en el caso de la Comunidad de Madrid es otro atolladero. Vivirá este miércoles una escena que nadie la preveía y que nunca había sucedido: un pleno para una investidura en la que no hay a quien investir. Este es el resultado de las últimas negociaciones entre la triple derecha, PP, Ciudadanos y Vox donde no se logró el pacto que permitiría a Isabel Diaz Ayuso, del Partido Popular (PP) llegar a la alcaldía. Pero la posición de Vox fue definitiva, aun a pesar de que Ciudadanos abdicó a su posición de no participar en la misma mesa donde estuviera sentada la extrema derecha, se mantuvo la discrepancia en las propuestas. El siguiente paso, será la espera de la cuenta regresiva de dos meses para que, si no se llegara a un acuerdo, se lleven a cabo unas nuevas elecciones.

El atolladero de Madrid sucede un día despues del atolladero en la formación del Gobierno del país. Por el lado de la Moncloa, argumentan que les han ofrecido “de todo, pero solo les importa tener puestos en el Gobierno”. Por el lado de Podemos contra argumentan, “constatamos que Sánchez no quiere negociar, sino que intenta imponer un Gobierno de partido único”. Iglesias agregó que Sánchez no se presentaría en una segunda elección si no es investido el 22 de este mes, y dejaría que se agote el plazo para convocar a elecciones el día 10 de noviembre.

Lo que ya se había planteado por parte de Sánchez, sin embargo, Iglesias lo tradujo como parte de la estrategia para lograr el acuerdo, y que no lo cumpliría. Pero el PSOE ratificó su intención de hacerlo efectivo. España se halla a en un atolladero que no se prefiguraba despues del 28A, se encuentra políticamente obstruida, por un lado, no hay un acuerdo entre el PSOE y Podemos, y por el otro, la abstención del PP y Ciudadanos se encuentra también negada.

En la Comunidad de Madrid y de Murcia, la situación es igual. La intención del PP de gobernar los ayuntamientos con los votos de Ciudadanos y Vox, llegó a un punto muerto. Fuentes de Vox han dejado claro que “no son el bastón de nadie; si no hablan con nosotros, si no nos reconocen, no vamos a dar nuestro apoyo”, en referencia a la negativa de Ciudadanos de no participar en las negociaciones donde este el partido de extrema derecha de Santiago Abascal, y a que formen parte de los programas de Gobierno. Lo que de mantenerse en esa posición, Madrid y Murcia estarán en camino a nuevas elecciones. Ciudadanos ha dejado su veto a Vox en Murcia y se ha sentado a platicar en una mesa con la triple derecha para que, en un segundo intento, se logre la investidura de Fernando López Miras.

El panorama hacia nuevas elecciones pondría a los partidos en situaciones de riesgo, aunque uno más que otros. Para el PSOE, que insiste en mejor ir a elecciones que ceder a Podemos unas carteras de su Gobierno. Y a Vox no le preocupa ser el malo de la película en las Comunidades de Madrid y Murcia, sino que, como lo han dicho destacados miembros del partido de Abascal, es primero el respeto que los acuerdos con Ciudadanos y el PP.

Lo que parece es que en estas negociaciones no hay lealtades, ni sinceridad y ni confianza. Nadie ha mostrado oficio político, no existe un mediador en ninguna de las mesas, la sensatez política no ha funcionado esta vez.  No hay una figura en los partidos que pueda acercar las posiciones, pero sobre todo no hay interés de hacerlo.

Las traiciones y deslealtades ha sido la constante en las negociaciones. Por parte de Sánchez, divulgó que Iglesias había propuesto una vicepresidencia, lo que este negó tajantemente. La confianza se ha roto y ambos lo saben, todo empezó a partir de los resultados de las elecciones municipales y autonómicas, asi como, en las europeas. La pérdida de fuerza de Podemos en estas elecciones puso en las manos de su compañero de alianzas, el PSOE, la llave para cerrarles las puertas.

Sin embargo, Sánchez sabe que necesita a Podemos para su formar la única mayoría que pudiera evitar las elecciones, aunque insiste en la solicitud al PP y a Ciudadanos para que le permitan gobernar. Este martes lo ha hecho con el PP de Pablo Casado recibiendo la misma respuesta: no.  

Y con Rivera, ha dicho que no asistirá a cuanto llamado haga Sánchez, pero tampoco lo haría con los llamados de Vox, lo presagia tormenta en las Comunidades de Madrid y Murcia.

Acerca del autor

Armando Lopez

Deja un comentario