Estado

Evidencian fraude en becas Bienestar

Escrito por La Prensa Monclova

La Prensa

Un cúmulo de irregularidades que evidencian el desvío de las becas destinadas a adultos mayores del programa 68 y Más operado por la Delegación Centro de Bienestar quedó consignado en una  investigación que llevó a cabo La Prensa de Monclova.

Duplicidad de tarjetas, becas que a lo largo del año no han llegado a sus destinatarios, incluidos retroactivos que se quedan en el “limbo” son parte de las denuncias hechas por adultos mayores, quienes narran en estos testimonios el viacrucis que sufren desde que este programa cobró vigencia, en los primeros meses del año.

Personas de edad avanzada se han visto impotentes ante el muro de ineficiencia y cinismo de quienes operan este programa en la Región Centro, a cargo de  la Subdelegada Claudia Garza del Toro, por lo que exigen una investigación para determinar en dónde se están quedando los apoyos para los que ellos se inscribieron en tiempo y forma.

Información fidedigna arroja un padrón de beneficiarios con datos ligeramente alterados pero suficientes para duplicar tarjetas, en que aparecen nombres o direcciones en que se cambia alguna letra o algún número, generando así un beneficiario que muchas de las veces no existe.

Una ex servidora de la nación explica lo fácil que es generar un nuevo beneficiario (real o falso) y cobrar a nombre de ese beneficiario, pues los sobres con las tarjetas llegan a la Delegación con el NIP para poder cobrarse en el banco.

“Se levantan los datos en el censo de Bienestar, se manda en la aplicación que traen los servidores y se da de alta en la ciudad de México, ya una vez que se activa el beneficiario o supuesto beneficiario es enviada la tarjeta en un sobre con el NIP”, explicó.

Cuando el sistema detecta el error en datos del beneficiario suspende el depósito de la beca en el tercer bimestre, pero para entonces ya se pudo hacer el cobro de estos recursos durante dos bimestres.

Cada bimestre y tan sólo en becas de adultos mayores el Gobierno Federal hace una derrama de aproximadamente 30 millones de pesos.

Los adultos mayores han sido víctimas del maltrato institucional de esta Delegación, que ha sido incapaz de organizar jornadas de entrega de los apoyos a quienes cobran por giro postal, sin obligarlos a permanecer largas horas en espera de recibir su cobro, y luego filas muy tardadas para poder cobrar dichas becas.

A diferencia de las quejas de adultos mayores y discapacitados, no se han señalado irregularidades en becas destinadas a estudiantes de bachillerato, que operan a través de las mismas escuelas.

Estos datos surgen en un contexto en que la Unidad de Inteligencia Financiera investiga a 10 “super delegados” por corrupción, una prueba de la fragilidad y vulnerabilidad del esquema que maneja el Gobierno Federal, fácilmente manipulable también desde las propias subdelegaciones.

DON PEDRO: LE DAN TARJETA INVÁLIDA

Don Pedro no ha podido usar su beca del Bienestar del Gobierno federal, debido a que en abril, la primera vez que le llegó la tarjeta, iba con un nombre distinto, por lo que reportó los hechos al Centro Integrador y le dijeron que en 10 días quedaba listo, pero ya es noviembre y sigue sin acceder a su beneficio.

Hicieron un trámite de manera que me llegó a las oficinas de ellos otro sobre con otra tarjeta que me dijeron que era personalizada y que en 10 días me la iban a activar, pero es fecha que todavía no los puedo cobrar.

Si supiera que me dicen –comenta con un suspiro de hartazgo- yo estoy pensando mal porque dígame, ¿a quién le conviene que no se cobre ese dinero? me dicen que están depositados 3 bimestres, pero meto la tarjeta y me dice que no es válida, en Banco Azteca me dice que no hay contrato con mi tarjeta y es la nueva.

Y cuando voy a Bienestar me salen con una bola de tonteras, la última vez que fui no me dejaron ni sentarme porque me habló la señora que atiende ahí me dijo:

¡Oiga le tengo una buena noticia! Y yo creí que ya se había solucionado mi asunto pero me dice: una señora de Sabinas que tenía un problema similar ya está cobrando. Y le digo ¿y yo que tengo que ver con Sabinas? Y me dice: es que mandé a checar el caso de ella y el de usted juntos, si ya se resolvió ese, tal vez ya sigue el suyo.

“Con decirle que están atendiendo gente y no tienen ni agenda, anotan las cosas por aquí y por allá, sin orden ni organización, ¡nada, cero! Están bien crisis y así andan todos por el estilo no crea que nada más la que a mí me atiende, íjole mano no sé de donde las sacaron a esa gente”.

LE LLEGA OTRA TARJETA Y SIGUE SIN COBRAR

Cuando me llegó la segunda tarjeta me dijo que estaba personalizada, solo porque el sobre tenía una etiqueta con mi nombre, pero es lo mismo, sigo sin cobrar porque no está activada y de las tantas personas que están en esa oficina, nadie puede dedicarse a solucionar esto, porque no crea que soy el único, hay muchos emproblemados”.

“Cuando me llegó la segunda tarjeta primero me llamaron para decirme que en unos minutos venían, y llegó una señora de las mismas que le digo que no dan el perfil y un tipo, pero se veía, si no andaban borrachos, se acababan de dormir, entonces creo que ahí fue donde me dieron el sobre cambiado ¿o sería con mala intención?”.

Hay una situación, me han dicho que si la cuenta no tiene movimiento van a cancelar la cuenta, ya no sé qué pensar, porque si ellos me dicen que tengo 3 depósitos, es que lo están viendo en una computadora.

Pero para poderme decir que tengo 3 depósitos, llaman a la otra oficina que está por la frutería Mayra donde atiende el señor Leonardo, entonces fui para allá porque pensé, “soy un perro ladrándole al árbol equivocado” pero antes de ir con Leonardo le digo a una de ellas que es amable nada más, no arregla nada pero es amable y le dije ¿oiga y si voy con Leonardo Rodríguez que es el  coordinador? Y me dijo no a ese señor ni  lo conocemos, él no tiene nada que ver con nosotros.

Me sorprendí pero fui con Leonardo y empezó a moverse, pero un colaborador de él delante de mí le dijo: este asunto tú no lo puedes resolver, es de la otra oficina. Hablé con Leo y le digo no es por amarrar navajas pero allá en la otra oficina dicen que ni te conocen y el agachó la cabeza y me dijo, sí, reconozco que la cosa anda un poco desorganizada.

También fui con la regidora Griselda Arreguín y ella se comunicó con un asistente de Claudia Garza y le dijeron que a mí todavía me faltaba llenar una forma y hacer un trámite, pero yo me pregunto, ¿si he ido más de 10 veces a la oficina, porqué la que me está atendiendo nunca me ha dicho que me falta algo?, y cada vez que voy me atiende la misma persona.

Y después de 7 meses, más de 10 vueltas a la oficina, -que por cierto, eligieron el peor lugar para una oficina que atiende personas discapacitadas y adultos mayores, es la loma más alta de Monclova-   después de todo eso,  no me han resuelto nada”.

CELIA: NUNCA LE PAGARON EL RETROACTIVO

Celia Coronado Villarreal, de 71 años y vecina de la colonia Monclova 400,  es otra testigo del sinfin de irregularidades que hay en el Centro integrador de programas sociales del Gobierno federal.

Su esposo, Enrique Anguiano, relató para La Prensa lo que a su señora le ocurrió.

“Fuimos a la oficina  y me enseñaron una lista y venía el nombre de mi señora y tenía un retroactivo de 5 mil 100 pesos pero me dijeron que los entregaban hasta octubre.

Pero quince días después, aun en agosto, llegó una pareja a la casa y preguntó por mi señora, dijeron que le llevaban un dinero de la beca, lo revisamos y solo eran 2 mil 550, cuando pregunto por el retroactivo me dicen que eso es aparte, que esto era un pago normal.

Pero se llega el siguiente bimestre ahora en octubre, vamos a telégrafos y le pagan su beca normal, volvemos a preguntar por el retroactivo de 5 mil 100 y nos dicen que lo desconocen, alguien que escucha dice “a lo mejor lo separaron” pero le digo, señorita eso no se puede, es infantil eso”.

Finalmente a ella ya le han pagado dos bimestres, pero en ninguno el dichoso retroactivo de 5 mil pesos 100 pesos.

“ALGUIEN” COBRA A MI NOMBRE: DON JOSÉ

Don José Díaz Santoyo de 89 años de edad y vecino en la zona centro, ha tenido que recorrer oficina tras oficina y nadie lo asesora ni le da indicaciones a seguir, por lo que desde enero, no ha podido hasta la fecha, acceder al programa social.

“Al principio la señorita que nos atendió creía que mi esposo era el doctor Santoyo y me atendía con una increíble amabilidad, cuando le aclaré que mi esposo no era doctor cambió extremadamente su actitud”.

Sin embargo, lo que más rareza y hasta enojo le causa a don José y su esposa, es que nadie en todo el año, les haya podido ayudar y por el contrario, una colaboradora del Centro Integrador les ha dicho que hay mal uso de las tarjetas.

“De plano una de las veces que fui a la oficina me dijo esa señorita Lupita, -ay señor, es que alguien está haciendo uso de las tarjetas, pero no sabemos quién-”

Y luego le sugirió que era un doctor de Castaños el que estaba cobrando a su nombre, pero que no actuaban porque “es gente mala”.

Se imagina pues con razón no me llega la mía, ahora ¿cuántos están en la misma situación? porque siempre que vamos está lleno de gente, y tienen un desorden las que atienden ahí.

De un escritorio a otro los hacen ir, para finalmente terminar en lo mismo, no hay nada para él.

Y debido a la falta de asesoría, han recorrido la oficina de la colonia Carranza, Juárez, telégrafos y Casa Meced porque no sabían que hay lugares que sólo son puntos de entrega donde convocan a la gente.

“Me han metido al sistema varias veces, incluso una vez me tomaron fotos y huellas y aun así no me llega la beca, ya no tengo dinero ni para la gasolina”.

A pesar de estar en búsqueda de su beca desde finales del 2018, don José comenta que hay gente que está en peores condiciones, que tal vez no tiene ni pensión y andan igual, a vueltas y vueltas por su ayuda, y tampoco les dan nada.

La otra vez platicamos con un señor pobrecito, venía desde el 8 de enero y nos dijo que tampoco le han arreglado nada se imagina, desde tan lejos y para que lo manden peor”.

Don José lamenta que el cambio que Andrés Manuel prometió y la lucha anticorrupción, no se estén reflejando en Monclova, donde además de que no se están entregando las becas, tiene un personal incompetente.

Acerca del autor

La Prensa Monclova

Deja un comentario