Internacional

Exigen despido de Conway

Escrito por Armando Lopez

WASHINGTON, EU., junio 14 (EL UNIVERSAL).- El órgano de supervisión de Estados Unidos acusó a Kellyanne Conway, una de las principales asesoras del presidente Donald Trump, de violar la ley que prohíbe a los funcionarios federales tomar parte de actos políticos partidistas, y recomendó el despido de su cargo.
La Oficina del Consejo Especial de Estados Unidos (OSC) envió al presidente un reporte en el que basar la condena del comportamiento de Conway por sus “infracciones recurrentes” de la denominada ley Hatch. En numerosas ocasiones, dice el organismo, Conway “desprecia a los candidatos presidenciales demócratas, mientras habla” desde su cargo “de funcionario oficial durante entrevistas de televisión y en las redes sociales”.
La ley Hatch aplica a todos los funcionarios federales en cualquier rango para evitar que usen su plataforma y cargo público para beneficios políticos o de cualquier índole. Sólo el presidente y el vicepresidente están exentos de su cumplimiento, para que puedan hacer campaña electoral en caso de buscar la reelección en sus cargos.
La OSC detalla varias ocasiones en las que Conway violó la ley. En 2017, por ejemplo, hizo publicidad de la línea de ropa de la hija del presidente, Ivanka Trump. En 2018 apoyó públicamente a candidatos republicanos en la elección al Senado por Alabama. En todas ellas, Conway salió sin ninguna amonestación. “Si me están tratando de silenciar a través de la ley Hatch no les va a funcionar. Avísenme cuando empieza mi sentencia de cárcel”, retó la asesora el mes pasado.
En un gesto del que hay poco precedente, la OSC pidió sancionar a Conway, una de las asesoras más cercanas al presidente, exigiendo su destitución. Pero la Casa Blanca hizo oídos sordos del informe, desechando sus conclusiones y exigiendo que se descarte.
El escándalo de Conway se apiló al que Trump arrastra desde la noche del miércoles, cuando en una entrevista a la cadena ABC aseguró que aceptaría información de inteligencia de países extranjeros que afectara y dañara a rivales políticos y que, además, no informaría al FBI de eso. Las críticas no se hicieron esperar. “No distingue la diferencia entre el bien y el mal y eso es probablemente lo mejor que puedo decir sobre él. Es algo muy triste”, apuntó la demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes.

Acerca del autor

Armando Lopez

Deja un comentario