Nacional Religión

Francisco llegó a una América sacudida por la crisis venezolana

osé Meléndez, enviado

PANAMÁ, Panamá, enero 23 (EL UNIVERSAL).- El Papa Francisco llegó este miércoles a Panamá para la séptima visita durante su pontificado a América, convulsionada por el agravamiento en las últimas horas de la profunda crisis política, socioeconómica e institucional en Venezuela.
El avión que transportó desde el aeropuerto «Leonardo da Vinci», de Fiumicimo en Roma, hasta el de Tocumen, en la Ciudad de Panamá, aterrizó a las 16:16 horas locales (15:16 en el centro de México) en suelo panameño.
Francisco recibió una acogida oficial del presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, y del gobierno panameño.
Tras el recibimiento, el Papa abordó un vehículo para dirigirse hacia la Nunciatura Apostólica, que es la embajada de la Santa Sede y está en las afueras de la ciudad, en un recorrido desde la terminal aérea de unos 15 kilómetros en los que saludó a miles de panameños y extranjeros apostados a ambas orillas del camino.
El plan inicial es que, en una céntrica área capitalina, Francisco cambie de automóvil y suba al papamóvil, aunque sin que se descarten sorpresas o modificaciones de las directrices iniciales.
El argentino Jorge Mario Bergoglio, convertido el 13 de marzo de 2013 en el primer pontífice latinoamericano, cumplirá en Panamá con su séptima visita a América, tras sus viajes a Brasil (2013), Ecuador, Bolivia y Paraguay (2015), Cuba y Estados Unidos (2015), México (2016), Colombia (2017) y Chile y Perú (2018).
La visita del Pontífice a un país puente entre el norte y el sur del Hemisferio Occidental y ubicado en la cintura de América, se realizará en medio de la agudización del conflicto en Venezuela, donde el opositor Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, se juramentó este miércoles presidente interino y atizó la crisis generalizada en esa nación.
La expectativa es que Francisco se pronuncie en Panamá sobre los problemas en Venezuela, signados por la debacle institucional, con caos legislativo, judicial y gubernamental, con severas carencias de alimentos, medicinas y bienes de consumo básico e intensos choques políticos entre el oficialismo chavista y la oposición antichavista.
Francisco participará en Panamá en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se inició el martes con presencia de miles de peregrinos de todo el mundo. La visita papal concluirá el próximo domingo, con el cierre de las actividades de la JMJ y con la despedida de Francisco en su viaje de regreso a Roma pero al aeropuerto de Ciampino.
Como pontífice, Francisco estuvo en las dos ediciones previas de la Jornada, que se efectuaron en 2013 en Río de Janeiro, Brasil, y en 2016 en Cracovia, Polonia.
Recorridos. El primer papa latinoamericano cumplirá en Panamá con un programa que proseguirá mañana jueves con una ceremonia de bienvenida que le tributará el gobierno panameño, una visita a Varela y otros encuentros con diplomáticos y autoridades, así como una cita con obispos centroamericanos.
Mañana también recibirá una bienvenida de los jóvenes en la cinta costera, un pasadizo vial y de áreas verdes de esta ciudad frente al mar que fue convertido en una gigantesca plazoleta para las actividades de la JMJ con el Papa.
Para la mañana del viernes está programada una liturgia penitencial con los jóvenes privados de libertad de un centro de cumplimiento de menores en esta ciudad, mientras que por la tarde habrá un Vía Crucis también en la cinta costera.
El sábado en la mañana se realizará una misa con la consagración del altar de la Catedral Primada Basílica Santa María la Antigua de Panamá con los sacerdotes, con representantes de distintos movimientos religiosos y laicales. El sábado al mediodía día se reunirá con jóvenes en un seminario mayor capitalino y a las 18:20 iniciará, según el programa oficial, una vigilia con la juventud en un sector al este de la ciudad.
El domingo se iniciará la despedida con una misa en esa misma zona en la mañana. Después el Papa visitará una casa hogar, se reunirá con jóvenes voluntarios de la JMJ en un estadio capitalino y a las 18:00 horas empezará, de acuerdo con el plan oficial, la ceremonia de despedida en el aeropuerto de Tocumen. La salida del avión está programada para las 18:15 horas, por lo que arribará el lunes a las 11:50 (hora de Roma) a la capital italiana.
Cinco siglos. La llegada del Papa a Panamá se registrará a casi 500 años de que en suelo panameño se instaló la primera diócesis católica en el litoral del océano Pacífico de América y se propagó la evangelización por el resto del Hemisferio Occidental.
El próximo 15 de agosto se festejarán 500 años de la fundación de esta ciudad y de una nueva diócesis que sembró los cimientos de un primer templo católico y de conventos en el lado del Pacífico de América.
El sitio donde en 1519 se instaló la primera diócesis en el Pacífico se halla en el este de la capital y quedó como referente arqueológico y turístico. Por los ataques de piratas ingleses en 1671 y otros factores, la ciudad comenzó a ser trasladada en esa época a unos diez kilómetros al suroeste hacia su ubicación actual en la parte antigua de esta ciudad y es conocida como Catedral Primada Basílica Santa María la Antigua de Panamá.
Tras el descubrimiento de América en 1492 y del inicio de la colonización por parte de la corona de España, las primeras iglesias en suelo insular fueron fundadas en República Dominicana, Cuba y Puerto Rico, relató el historiador panameño Francisco Blanco, profesor de la (no estatal) Universidad Católica Santa María la Antigua, de esta ciudad.
La primera capilla en territorio continental fue fundada en 1510 como Nuestra Señora de Belén cerca de Nombre de Dios, un lugar del centro—oriente del Caribe de Panamá al que el almirante Cristóbal Colón llegó en 1502 en su cuarto y último viaje a América.
Pero la primera diócesis en suelo firme americano fue Santa María la Antigua del Darién, creada en 1513 en una región caribeña que pertenece a Colombia. Por múltiples dificultades de acceso, clima y otros peligros, la ciudad y la diócesis, con todos sus habitantes, se movieron en 1519 a la naciente Ciudad de Panamá, narró Blanco a este diario.
La evangelización registró un fuerte impulso luego de que el conquistador español Vasco Núñez de Balboa se internó en el istmo de Panamá y se convirtió en 1513 en el primer europeo en avistar el Pacífico. Numerosas expediciones salieron de Panamá al sur y al norte del litoral Pacífico con misioneros católicos.

El Universal / AJV 23/01/19

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario