Nacional Seguridad

Hallan sin vida a mujeres reportadas como desaparecidas

Escrito por Redacción
PACHUCA, Hgo., marzo 19 (EL UNIVERSAL).- 

Los cuerpos de dos mujeres, quienes fueron vistas por última vez el pasado 13 de marzo en el municipio de Tizayuca, Hidalgo, fueron encontrados este miércoles en distintos lugares.

El primer caso se trata de Karina Limones, de 22 años, quien fue encontrada sin vida en el Estado de México, confirmó la Procuraduría de Justicia de la entidad.

De acuerdo con la Fundación “Sonrisas Perdidas”, que emitió la ficha de búsqueda, la joven fue vista por última vez en la colonia Granjas Huitzila, en Tizayuca.

Familiares de la víctima señalaron que se le perdió la pista al salir de su domicilio, por lo pidieron el apoyo de la ciudadanía a través de redes sociales para dar con su paradero. Sus familiares indicaron que la joven era madre de un niño.

En el segundo caso se reportó la localización del cuerpo de María del Carmen López, de 18 años, quien fue vista por última vez el 13 de marzo en el mercado municipal de Tizayuca, donde laboraba. Se informó que la víctima ya no regresó a su hogar, por lo cual se inició la búsqueda y ayer fue localizada sin vida.

 

El municipio de Tizayuca ha sido considerado por grupos feministas como un foco rojo, por la violencia de género que se vive.

Con la visibilización de la violencia de género y feminicidios que se han realizado con marchas feministas y el paro de mujeres, los pasados 8 y 9 de marzo, también ha crecido la demanda de cursos de defensa personal, señaló el instructor Jesús Lugo.

Comentó que con las denuncias de acoso y violencia se incrementó esta demanda y de dos o tres mujeres que solicitaban el adiestramiento, ahora se tienen grupos de entre 20 y 50 personas. En estas clases, expuso, ha conocido historias de mujeres que tienen amenazas de muerte o han sido golpeadas y violadas, por lo que la situación de algunas de las víctimas es delicada.

Indicó que entre sus alumnas ha tenido personas que tienen que mentir a sus esposos al decir que acuden a clases de zumba y no de defensa personal, también dijo que ha conocido casos graves, como el de una mujer fue víctima de violación desde la niñez y decidió romper con la violencia que vivía.

Agregó que los cursos tienen un costo de recuperación y cuando las mujeres no cuentan con recursos económicos se les otorgan becas, porque lo importante es que aprendan a defenderse.

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario