CulturaLocal

Hasta siempre, Timo

Nadie se va del todo.

“Timo” se adelantó en el camino, pero no se ha ido.

Si bien ya no escucharemos su voz en vivo, si bien sus virtuosos dedos no volverán a tocar con maestría un piano, si bien desde el alma no compondrá más canciones de esas que arrebatan el alma, nos ha dejado un gran legado de amor por la música, por la bohemia, por su familia, por los amigos.

Sergio Timoteo Quintana Vargas se ha ido a cantar al cielo, a donde pertenecen los seres buenos, a donde el Señor le ha llamado para que amenice las tardes libres de sus ángeles.

El gremio artístico de la ciudad de Saltillo, que lo vio nacer, está de luto desde este 29 de cotubre.

Pero no se irá del todo. Nos queda su paso por diferentes rondallas para las cuales compuso temas inolvidables (por ejemplo, “Sólo puedo decir te amo, en la del Instituto Tecnológico de Saltillo); sus memorables conciertos en homenaje a The Beatles y a Joan Manuel Serrat, con teatros a reventar; nos queda la alegría que transmitía al producir y arreglar canciones para otros artistas; nos queda su ejemplo de bondad y su desinterés para compartirse.

De Timo hay que llorar su partida, claro está. Dejó honda huella en muchos colegas. Y habrá que recordarlo como un grande de la canción en el norte del país.

Apadrinó, por ejemplo, el debut en un escenario del grupo de rock Quinto Elemento, el 8 de diciembre de 2005, grupo que después realizaría conciertos en homenaje a The Beatles de los cuales el propio Timo llegó a ser parte.

Esto de ser músico nació a temprana edad en Timo. A los ocho años ya estudiaba piano en el Conservatorio Nacional de Música en la Ciudad de México.

A los 15 años regresó a Saltillo donde estudió canto en la Escuela Superior de Música de la Universidad Autónoma de Coahuila, y de ahí se desarrolló en el campo de la composición y la interpretación de diversos géneros que van desde el canto hispanoamericano hasta el jazz.

¿Cómo olvidar que en 1989 funda el grupo “Mar Adentro”, trova, rock clásico de los 60’s y 70’s, jazz contemporáneo y composiciones originales, y en 1995 grabó su primer material discográfico con canciones de su autoría titulado “Verdad”?

¿Cómo pasar por alto que en 1999 Timo conoció al maestro Eugenio Toussaint, quien asesoró y apadrinó su trabajo titulado “Algo hay de cierto” con temas originales dentro del jazz contemporáneo?

En 2000 grabó otro concierto en vivo con música del cantautor catalán Joan Manuel Serrat, y otro disco titulado “Boleros de la época de oro” con obras de Agustín Lara, Gonzalo Curiel, Alberto Domínguez, y María Grever, entre otros.

¿Cómo no agradecerle que desde 1995 y a la fecha fue promotor y productor musical de 51 discos de diversos talentos de bajos recursos del noreste de la república mexicana? Ese es parte de su gran legado.

En 2006 realizó “En medio de los que aman” donde grabó canciones de su autoría que realizó desde 1988, así como material nuevo, donde dejó ver la madurez de casi 20 años de carrera artística.

Timo participó en cuatro ediciones del certamen nacional de composición “Canciónissste” donde Sergio Esquivel, aquel que hiciera famoso el tema “Nadie se va del todo”, manifestó su agrado por la obra del artista.

El 3 septiembre de 2008 recibió un reconocimiento por 20 años de carrera artística por parte del Gobierno de Coahuila, se develó una placa en su honor en el muro de la fama de Saltillo, y grabó su décimo disco en directo con este concierto de aniversario titulado «Testimonio».

El 23 de julio de 2009, la reconocida cantante Eugenia León incluyó a Timo dentro de su programa de radio “Eugenia y la música” perteneciente a la estación de radio virtual “Código DF” del departamento de cultura del Distrito Federal, programa fue dedicado a valores de la música que no se las ha dado reconocimiento dentro del panorama cultural nacional.

En febrero de 2014 recibió un reconocimiento por parte del Ayuntamiento de Saltillo por su aportación cultural a la sociedad y su trayectoria artística. No era para menos.

Ese mismo año, en agosto de 2014, ganó el Primer Concurso Nacional de Bolero “Pepe Jara”, en la ciudad de Nuevo Casas Grandes, Chihuahua, representando a Coahuila.

Hasta sus últimos días Timo siguió produciendo a nuevos valores y trabajando en la composición de canciones y piezas instrumentales, siguió dejando huella y construyendo su legado, siguió dejando motivos para recordarlo siempre.

Y así será. Hoy lloramos su partida porque nos duele que se haya ido así, tan pronto, sin poder abrazarlo una vez más, sin poder cantar con él una vez más compartiendo una noche bohemia, sin poder expresarle una vez más la admiración y el cariño que le tenemos.

Siempre hablaré de ti, Timo, en tiempo presente, pues así estarás hasta el final de mis días. De nuestros días.

Y es que no, nadie se va del todo…