Internacional

Hijo del presidente Biden cobró millones a compañía china

Washington, D.C. – (Agencias) En una revisión del diario estadounidense The Washington Post a una copia del disco de la computadora portátil de Hunter Biden, confirmó detalles claves y brinda nueva información sobre los acuerdos millonarios de la familia Biden con ejecutivos chinos de una compañía de energía, mientras China era objeto de una guerra comercial por parte de Estados Unidos.

Según el artículo del periódico, el trato tardó años en consumarse. La culminación de crear contactos, organizar cenas y viajes hacía y desde China, llegó el 2 de agosto de 2017, con el estampado de la firma de Hunter Biden y de Gongwen Dong, ejecutivo de la compañía CEFC China Energy.

El vicepresidente Joe Biden llega al Air Force Two en Beijing con su hijo Hunter Biden, a la derecha, y su nieta Finnegan Biden en diciembre de 2013. (Foto Ng Han Guan/AP)

En cuestión de días se creó una cuenta en Cathay Bank. En una semana, millones de dólares comenzaron a fluir entre los involucrados. En un año, todo colapsará. Muchos de los aspectos del acuerdo financiero de Hunter Biden con CEFC China Energy ya se habían conocido anteriormente y se incluyeron en el informe presentado por los republicanos en el Senado en 2020. En la revisión, el diario The Washington Post confirmó muchos de los detalles claves y encontró nueva documentación que muestra las interacciones de la familia Biden con los ejecutivos chinos.

En un periodo de 14 meses, CEF China Energy y sus ejecutivos pagaron 4.8 millones de dólares a entidades controladas por Hunter Biden y su tío, según registro gubernamentales, documentos judiciales y extractos bancarios recientemente revelados, así como correos electrónicos copiados en el disco duro de la computadora portátil que supuestamente perteneció a Hunter Biden.

Los nuevos documentos presentados por el diario, que incluyen una copia de un anticipo de 1 millón de dólares, correos electrónicos relacionados con transferencia electrónicas y 3.8 millones de dólares en salarios de consultoría que lo confirman los nuevos registros bancarios y acuerdos firmados por Hunter Biden, ilustran las formas en que la familia se benefició de las relaciones construidas durante décadas de servicio público del presidente Jode Biden.

El trabajo en el extranjero de Hunter Biden ha sido objeto de un escrutinio mayor. El mes pasado estuvo bajo una investigación federal sobre el pago de impuestos, con testigos llamados por un gran jurado. El Washington Post había informado que los fiscales federales estaban determinando si no tomó en cuenta los ingresos con la compañía china en sus declaraciones, pero no se sabe si continua ese enfoque en la investigación.

Los republicanos han señalado que, tanto los acuerdos comerciales de la familia Biden con China, como la información de que Hunter Biden fue miembro del directorio de la empresa energética ucraniana Burisma, como posibles conflictos de interés.

El acuerdo con la empresa china CEFC, significó para Hunter Biden un contrato que había perseguido con una de las empresas extranjeras más lucrativas, aunque duró poco. El análisis realizado por The Washington Post fue sobre una copia de la información de un disco duro que, se dice, es de la computadora portátil de Hunter Biden que dejó a reparar en Delaware y nunca regresó a recogerla.

La computadora fue entregada al FBI, la Agencia Federal de Investigación, en diciembre de 2019, según documentos que fueron revisados por el diario estadounidense. Rudolph Giuliani y otros asesores del entonces presidente Donald Trump obtuvieron una copia del disco unos meses antes de la campaña presidencial de 2020.

Los datos.

Después de que el New York Times publicó informes sobre la computadora de Hunter Biden, en octubre de 2020, el Washington Post hizo repetidas peticiones a Giuliani y al estratega republicano Stephen K. Bannon de una copia de los datos para revisarlos, pero fueron rechazadas o ignoradas. En junio de 2021, Jack Maxey, un activista pro-Trump, recibió una copia de Giuliani que facilitó al diario, en un momento en que Maxey estaba trabajando para Bannon y su podcast “War Room”. El Post revisó la cadena de custodia, así como los hallazgos de los análisis forenses a los datos.

Para los ayudantes de Biden y algunos exfuncionarios de inteligencia de Estados Unidos han mostrado su preocupación de que el disco haya sido manipulado por los rusos para interferir en las elecciones presidenciales de 2020. En el Congreso, los demócratas han dicho que los datos sobre el acuerdo de Hunter Biden con CEFC China Energy y otras empresas chinas, no tienen credibilidad o lo creen parte de una campaña de desinformación rusa.

Federal investigation of Hunter Biden heats up | Pittsburgh Post-Gazette
Hunter Biden y Kathleen su exeposa

Sin embargo, el trabajo del prestigiado diario The Washington Post contó con el trabajo forense de dos expertos externos que evaluaron la autenticidad de los numerosos correos electrónicos relacionados con la empresa CEFC. Además, The Post descubrió que los documentos financieros en el disco de la supuesta computadora portátil de Hunter Biden coinciden con los documentos y la información que se encuentra en otros registros, incluidos los documentos bancarios recientemente revelados por el senador Charles E. Grassley, de Iowa, un republicano de alto rango en los comités de Finanzas y Judiciales del Senado.

Al final, los proyectos que de energía que Hunter Biden negoció con CEFC nunca llegaron a feliz término. Sin embargo, 3.79 millones de dólares en pagos fueron depositados a las cuentas de Hunter Biden a través de contratos de consultoría, según registros bancarios y acuerdo conjuntos revisados por The Washington Post.

Biden hijo, recibió un anticipo adicional de 1 millón de dólares por representar a Patrick Ho, un funcionario de CEFC que luego fue acusado por la justicia estadounidense de fraguar un plan multimillonario para sobornar a lideres de Chad y Uganda. En el documento, recién descubierto, están las firmas de Hunter Biden y Ho, quien fue declarado culpable y sentenciado a 3 años de prisión.  

Momentos turbulentos

La llegada de la empresa CEFC en la vida de Hunter es en un momento de tensión financiera y turbulenta en su familia, según documentos judiciales y declaraciones del propio Hunter Biden. La familia estaba superando la muerte de hermano mayor de Hunter, Beau, en mayo de 2005. Y hunter luchaba por superar su consumo de drogas. “Estaba en medio de la adicción”, escribió Hunter en una memoria publicada el año pasado.

Joe Biden, el candidato que sobrevivió a todas las desgracias

En el juicio de divorcio de su esposa Kathleen, una presentación judicial describía su situación económica con “deudas pendientes que son impactantes y abrumadoras”, con tarjetas de crédito de la pareja cargadas al límite, hipotecas dobles en ambas propiedades que poseían y una deuda tributaria 313,970 dólares. Tres cheques que giró a su ama de llaves habían rebotado y debía dinero a proveedores, doctores y terapeutas, según una presentación judicial de febrero de 2017 en el Tribunal Superior de Washington D.C.