Local

Intentan detener a jóvenes por devolver perro perdido

Escrito por Redacción
  • Malagradecida mujer les ofrece recompensa, pero en lugar de eso les lleva cuatro policías ministeriales.

Rocío de Jesús / LA PRENSA

En franco abuso de autoridad, cuatro policías ministeriales irrumpieron en casa de dos jóvenes que fueron acusados de robarse un perro, aun cuando ellos mismos localizaron a la dueña para regresárselo; ella no acudió sola por su mascota, sino acompañada de policías. 

En días pasados, Óscar y José, jóvenes trabajadores de la obra, atendían su jornada laboral en la colonia Guadalupe, cuando pasó un perrito corriendo “como asustado” y detrás de él, una señora en una camioneta –relata José-.

Él y Óscar, para ayudar a la señora empiezan a seguir al animalito y cuando lo atrapan, la señora les aclara que ella no es la dueña, sino que lo quería rescatar porque se veía que el animal estaba extraviado y les dice a los jóvenes: “si gustan ustedes buscar en redes sociales a los dueños”, y se va.

Así lo hacen los jóvenes y efectivamente, aparece en Facebook que se buscaba a “Pelusa” y un número de teléfono, mismo al que se comunican para decir que ellos tenían al perrito y que lo querían devolver.

En este punto, ellos ya se encontraban en su casa en la colonia Nogalera y la chica que les contesta les agradece por comunicarse y les asegura que les dará una recompensa en efectivo.

Ellos aclaran que tendría que ir por el animal hasta su domicilio porque no tienen auto, y la dueña de la mascota accede. 

Momentos más tarde se presenta en la vivienda, pero antes de tomar a la mascota, ella les dice que la esperen para ir al carro por el dinero y en vez de ello, se bajan cuatro uniformados -dos hombres y dos mujeres- de un auto oscuro, se introducen a la casa y se los quieren llevar, acusados del robo de la mascota.

Los amigos se protegen entre sí, empiezan a forcejear para evitar que se los lleven, incluso les dicen que, si es por el perro, que se lo lleven, que ellos ya lo iban a entregar, y una de las oficiales le da una patada al animal y agarra a uno de los chicos.

Aprovechando una distracción, salieron por la puerta de atrás e ingresaron a casa de la hermana de José, pero hasta allá fueron los oficiales y también se metieron a la vivienda y seguían agrediéndolos verbalmente con palabras muy fuertes.

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario