Local

Jackie culpa a la diócesis por el choque del ex obispo

El ex obispo de la diócesis de Saltillo, Raúl Vera López, de 79 años, protagonizó un triple choque del cual inicialmente se señaló que conducía bajo los efectos del alcohol o en estado inapropiado, versiones que fueron desmentidas por Jackie Campbell, su eterna protectora.

Campbell ordenó a los guardaespaldas proteger al obispo para evitar el acercamiento de los medios de comunicación y, a través de una nota aclaratoria, difundió que el vehículo estaba en mal estado debido a la falta de mantenimiento, provocando así el accidente.

Sin embargo, durante el transcurso de este lunes, la versión cambió nuevamente. Ahora, se culpa a la diócesis de Saltillo por el choque, argumentando que le quitaron su camioneta 4×4 al sacerdote y le proporcionaron un vehículo que no puede manejar fácilmente.

Queda la duda si el accidente fue causado por el mal estado del vehículo, las capacidades del conductor o la responsabilidad de la diócesis al cambiar su vehículo.

Además, se cuestiona si los guardaespaldas, en lugar de proteger al obispo, dejaron solo al hombre de la tercera edad al volante.

Él llegó a Coahuila con una camioneta 4×4 blindada, la cual fue cambiada por una de 4 cilindros. No recibe apoyo económico ni para su mantenimiento ni gasolina cuando la utiliza.

Actualmente, se están recaudando fondos para que pueda comprar zapatos, ya que probablemente necesitará caminar para cumplir con sus compromisos.

Se puso en peligro la vida del obispo; el coche no tiene mantenimiento, y no estoy segura de que tenga todas sus obligaciones pagadas. La situación continúa siendo preocupante.