Internacional

Juncker exige un Brexit con fronteras abiertas entre las Irlandas

Escrito por Armando Lopez

Bruselas, Bélgica. – (Agencias) Después de sufrir tres derrotas en la Parlamento del Reino Unido, Boris Johnson tuvo su primer cara a cara con el presidente de la Comisión Europea, para encontrar la salida de este laberinto llamado Brexit, antes del 31 de octubre, fecha finita para evitar una salida sin acuerdo.

Boris Johnson y Jean-Claude Juncker

Tanto Jean-Claude Juncker, presidente de la comunidad, como Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido han tenido esta primera escaramuza sin ceder ni un ápice de su posición. Ambos, también, confían en que aún hay tiempo para lograr una salida ordenada de Gran Bretaña de la Unión Europea (UE).

Jean-Claude Juncker

Jean-Claude Juncker fue claro en su planteamiento a Boris Johnson que el acuerdo firmado por la UE y el anterior Gobierno británico es intocable, durante el almuerzo celebrado en Luxemburgo, lugar de nacimiento del presidente de la Comisión Europea. Pero también abrió la posibilidad de estudiar alternativas “legalmente vinculantes” que mantengan abiertas las fronteras entre las dos Irlanda, para mantener la salvaguarda o backstop, que se estableció en el acuerdo de salida de 2018. La Comisión, a través de un comunicado, recordó que Londres “toda vía no ha presentado” las alternativas que puedan cumplir ese precepto.

Boris Johnson

Por su parte, según un comunicado de Downing Street, Johnson, a su vez, a dejado claro que pretende un Brexit que elimine el backstop y ha rechazado toda posibilidad de solicitar una ampliación del plazo más allá del 31 de octubre. Pero lo que aún no le cuadra a Johnson es la fórmula que le permitiría la ratificación de salida, que ha sido rechazada tres veces por el Parlamento británico, la eliminación de la salvaguarda irlandesa y la libre circulación entre Irlanda del Norte, provincia británica, y la Republica d Irlanda, miembro de la UE.

La reunión en Luxemburgo, más allá de las posiciones alejadas entre ambos, permitió el encuentro entre estas dos personalidades que suelen demostrar sus dotes para tender puentes en los encuentros informales. En esta reunión también estuvieron presentes los jefes negociadores de ambas partes, Michel Barnier, por la UE, y Stephen Barclay, por los británicos.

Al parecer el británico salió mas optimista que Juncker del almuerzo de trabajo cuyo menú consistió en caracoles, salmón y queso. “Ambos líderes han acordado que se deben intensificar los contactos y las reuniones pronto serán a diario”, han asegurado los miembros del equipo de Boris Johnson. Londres se sumo al optimismo al calificar el encuentro como “constructivo”.

En cambio, la Comisión europea no comulga con ese optimismo. El organismo de la comunidad se limitó a decir que “está disponible las 24 horas del día, siete días a la semana” para encontrar una solución que sea satisfactoria para las partes. Y ratificó que la cuenta hacía el 31 de octubre sigue inexorable y que será clave la próxima cumbre europea, el 17 y 18 de octubre, en un momento trascendental para el proceso de salida.  

Además, advirtió la Comisión tras la reunión con Johnson, que “los 27 socios siguen unidos”, como respuesta a la declaración hecha por Johnson 24 horas antes de su reunión en Luxemburgo, cuando se comparó con Hulk, un superhéroe de Marvel, cuya fuerza sobrenatural sería comparable a la que va a desplegar Londres para liberarse “de las garras de la UE”.

Aun los planes de Boris para concretar el Brexit siguen siendo inciertos más allá de apurar el calendario para presionar una salida sin acuerdo, según ha dicho, si la UE no renuncia a la salvaguarda irlandesa.

Acerca del autor

Armando Lopez

Deja un comentario