Internacional

La falta de ayuda está matando a los niños en Yemen

La disminución de la ayuda de los países occidentales están empeorando la situación

Raydah, Yemen. – (Agencias) Yemen se debate entre la vida y la muerte. A veces, 30 dólares te separan de la muerte. Como Hanna Saleh, que sabía que su hijo pequeño, debilitado por el hambre, necesitaba un hospital mejor equipado en la capital, Sanaa, a unos 57 kilómetros de distancia. Pero no tenía 30 dólares para el taxi.

Yemen, el país en el que todos están muriendo de hambre

Ella, como miles más, dependía de la agencia occidental de ayuda, Save The Children, para obtener recursos para sus necesidades primarias, una de ellas, la alimentación. La organización recibía fondos de ayuda del gobierno de Estados Unidos según explicaron empleados de la agencia y el hospital.

La administración Trump redujo el financiamiento a grupos humanitarios de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y a otros, como Save The Children.

Emergencia hambre en África | Save the Children

Así que, Saleh tuvo que conseguir el dinero para atender a su hijo, Mohammed. Hasta que los fondos se acabaron.

Su última opción fue un pequeño hospital local en esta ciudad, Raydah, al norte de Yemen, a 15 minutos caminando desde su casa. El personal médico trato de reconstruir su esquelético cuerpo de 9 meses de edad.

“Murió hace dos meses!, recuerda Saleh, en noviembre, rompiendo en llanto.

Comer o salvar a un hijo, el desesperado dilema de muchas madres en Yemen

Los recortes de ayuda de Estados Unidos y otros países occidentales, solo para que no se beneficien los rebeldes hutíes de Yemen, están empeorando las cosas.

El presupuesto del año pasado para los organismos humanitarios, entre las donaciones y cuotas de la ONU, fue de 1,610 millones de dólares, la mita comparándolo con el año 2019.

Además, cientos de millones de dólares comprometidos por los donantes no han llegado aún, de acuerdo con la ofician humanitaria de la ONU para Yemen.

ONU: La ayuda humanitaria que llega a Yemen es insuficiente - Monitor De  Oriente

De acuerdo con funcionarios de la ONU, 15 de los 41 programas principales de la ONU se han reducido o cerrado. Los demás programas adicionales podrían cerrar en los meses venideros si no se reciben más fondos, dijeron.  

Y esto se puede agravar, si Trump, ya en su etapa menguante de su administración, decide seguir con sus planes de calificar a los hutíes, aliados de Irán, como una organización terrorista extranjera.

Está acción impediría a numerosas organizaciones de ayuda occidentales, preocupados más porque se les confunda con ayuda al grupo rebelde, operen en zonas controladas por los hutíes, que son donde viven la mayoría de los yemeníes.  

Asume António Guterres como Secretario General de la Organización de las  Naciones Unidas | Organización Internacional para las Migraciones
António Guterres

La reducción del financiamiento se produce cuando “Yemen atraviesa la peor hambruna que el mundo ha visto en décadas”, advirtió el Secretario General de la ONU, António Guterres, en un comunicado. “En ausencia de una acción inmediata, se pueden perder millones de vidas”, alertó el secretario general.

El jefe de la oficina humanitaria de la ONU en Yemen, Aidan O´Leary, dijo que falta de financiamiento puede afectar la ayuda alimenticia a por lo menso 5 millones de personas y a la atención sanitaria a unos 9 millones de personas, incluidos más de medio millón de niños desnutridos.

OCHA Iraq on Twitter: "Today, #Kurdistan Regional Government, #UN and  partners present their humanitarian plans for 2018.… "
Aidan O´leary (c) (foto de archivo)

El conflicto actual es producto del levantamiento de los hutíes chiítas que expulsaron al gobierno de Yemen en 2015.

Esto produjo una coalición sunita, liderada por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, que intervinieron, a su vez, contra los hutíes.

Su objetivo de restaurar el antiguo régimen contó con el apoyo de los Estados Unidos, que pretendía detener la expansión de la influencia de Irán.

La covid-19 en Adén, Yemen: “La catástrofe que todos temíamos ya está aquí”  | Planeta Futuro | EL PAÍS

Un país cuya economía no existe, una invasión de hambrientas langostas e inundaciones devastadoras y, desde luego, el mortífero virus Covid-19, han agravado la situación humanitaria del país, dijeron trabajadores de la organización Save The Children.

Hoy en día, de acuerdo con The Washington Post, más de 24 millones de yemeníes, casi el 80% de la población, incluidos más de 12 millones de niños, necesitan urgentemente atención de acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

La mitad de todas las instalaciones hospitalarias estan destruidas o no están operando, de acuerdo con Oxfam, una confederación de organismos no gubernamentales.

Sin medicamentos, los yemeníes recurren a las plantas para luchar contra el  coronavirus | El Comercio

El colera, el dengue y otras enfermedades han vulnerado el sistema inmunológico de millones de personas, lo que los hace más vulnerables ante el coronavirus.

Trump, después de acusar a los hutíes de desviar e interrumpir la ayuda, suspendió al menos 73 millones de dólares de ayuda. Otros países occidentales donantes siguieron su ejemplo.

Un estudio de la Unicef, en octubre, encontró que las tasas de desnutrición aguda entre los niños menores de 5 años en la mayor parte de Yemen eran las más altas jamás registradas.

Deja una respuesta