Multimedia Reportajes

La Legalización de la Marihuana, un Camino Sembrado de Dudas – Capítulo 2

Escrito por Armando Lopez

Cap. 2: La Legalización en el Mundo y el Caso México.

En México, el uso de la marihuana se le asociaba con los jóvenes, principalmente con los marginados. Se decía que era de rateros, de soldados, de barrenderos, pero a lo largo de los años ha ido cambiando esa percepción, es la droga más usada en sectores sociales cada vez más amplios, y eso ha modificado la visión de quienes deciden la política de seguridad y combate al narcotráfico, acercándose cada vez más hacia un enfoque de salud pública y privilegiando los derechos humanos.

Han fallado tanto las campañas de salud como las políticas que han privilegiado el uso de la represión y la sanción penal, hemos visto el alto costo de la lucha contra las drogas, en especial la marihuana.
De cuantos campesinos que, por el simple hecho de ganar unos pesos para alimentar a la familia, son detenidos y encerrados con todo el peso de la ley, cuando por el otro lado, los grandes sembradores narcotraficantes son intocables. De cuantos jueces, ministerios públicos y policías son usados como empleados por la corrupción que genera el narcotráfico.

He visto como, desde 1967, se persigue, se combate y encarcela a los consumidores, principalmente a los jóvenes y, de ellos, a los marginados o aquellos que no podían pagar las extorciones de que fueron objeto.

Fui testigo de cómo amigos se perdieron en las drogas, desgraciadamente la clandestinidad de la venta de la marihuana acerco a muchos jóvenes al uso de drogas más fuertes y peligrosas.
Pero también he sido testigo del uso, cada vez más, de la marihuana el área médica, hemos visto el avance científico sobre las aplicaciones de las substancias de la marihuana, el cannabinol. El cual se aplica a enfermos terminales, en trastornos neurológicos, en fin, en varios tratamientos.

Las cosas cambiaron, y ahora muchos países de todos los continentes ha decidido legalizar o, al menos, tolerar el consumo de ciertas drogas, en este caso, la marihuana. Los países que han decidido no castigar o tolerar el uso de la marihuana o, en su caso, la legalización total del uso lúdico, son los siguientes: Alemania, Argentina, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, Holanda, Italia, Jamaica, Perú, Portugal, Uruguay y México.

México ha permitido ya, a través del dictamen de la Suprema Corte de Justicia al amparo presentado por cuatro personas, la siembra para el autoconsumo y el consumo del cannabis de manera personal. Pero hay que agregar que ya generó jurisprudencia, es decir, que a través de un amparo está permitido el uso personal de la marihuana basado en algo importante, la libertad que tenemos los individuos de formarnos en nuestra vida privada.

Falta aún la legalización en términos de la propia ley, que deberá pasar por el Congreso, ya que fue presentada por el actual gobierno como una de las propuestas. En México hace mucho que se han permitido su uso médico, inclusive en las investigaciones del sector salud. Solo queda pues, que el Congreso de la Unión lo ratifique a través de la definición de las leyes.

Desgraciadamente, las cárceles, no pudieron, ni detuvieron el consumo de las drogas, al contrario arrogaron a muchos jóvenes a las cloacas de la delincuencia, eso ha sido un costo muy alto para la sociedad, porque desgraciadamente echamos a perderé la vida de muchos de los jóvenes que hoy pudieran estar en otra situación.
Que el repudio de otras instituciones, como la iglesia, solo sirvió para que aquellos que acusaron los repudiaran. Y también, desde luego, aquellos que por intereses personales, o políticas, criticaron, inclusive insultaron a los consumidores hoy estén en espera, con sus bodegas llenas de dinero, para poder intervenir en la industria de la marihuana.

Es pues, por esto, que la legalización de la marihuana se convierte en una necesidad fundamental para una sociedad que tiene que atenderla desde varios aspectos, pero principalmente desde el aspecto de la salud y desde el aspecto de la libertad individual.
50 años pasaron y hoy podemos decir que hemos dado el paso final.

Acerca del autor

Armando Lopez

Deja un comentario