Editorial Espectáculos

La marcha Fúnebre de Live Talent

Escrito por Zepps Sanchez

Strike One, comencemos recordando lo ocurrido en Force Fest 18, recuerdo que se vislumbraba un gran festival con un gran cartel y en ese momento tentativamente, una gran sede con vista a las piramides de Teotihuacán desde el club de golf, bandas del calibre de Rob Zombie, Lamb of God y Danzig engalanaban el cartel junto con otros grandes headliners y la gira de despedida de Slayer. Pintaba para ser una velada mágica para los fanáticos, similares a las de festivales europeos, pero no todo fue color de rosa. Los problemas de logística comenzaron, primero, con el acceso al festival, recordaremos que los camiones y autos tardaron horas para ingresar; despues. pocos puntos de acceso y poco control en la entrada, con un control tan deficiente que personas sin boleto lograron accesar, todo tras aproximadamente 3 o más horas de espera, un pésimo control de pulseras al punto que el sistema cashless nunca tuvo efecto. Se venia lo peor, la lluvia se hizo presente y el lodo inundó todos los espacios, (similar a lo acontecido en el Corona Capital del 2014) los puntos de comida fueron clausurados por salubridad, insuficientes e insalubres baños, ya daban una pésima cara del festival. Después empeoró, importantes bandas comenzaron a cancelar su participación, los asistentes recordamos a un Glen Danzig listo para salir a escena y al final no tocar, los rumores hablan de que fue por Slayer, otros que por falta de pagos, metalheads pensaban que era lo peor y aún faltaba la salida. La lluvia y de nuevo la pésima logística hicieron estragos, infinidad de autos y buses atascados por el lodo y el mismo tráfico para ingresar dificultó la salida. El mismo martirio ocurriría el segundo día que, aunque en este Tlaloc no se hizo presente, lo acontecido un día antes fue más que suficiente.

 

Strike Two, se presenta la colaboración del ya bien posicionado en México y el mundo, Knotfest, en el necesitado de renovación de imagen, Force Fest. Los asistentes al evento del 18, esperábamos la promesa hecha por LT de recuperar la participación de las bandas que cancelaron en su edición anterior, y garantizar el acceso con la pulsera de la edición 18 (que recordemos se repartieron sin control en FF 18). La oportunidad para recuperar la credibilidad del público estaba puesta sobre la mesa, Knotfest meets Force fest. Se anuncia la venta y, para sorpresa, solo ofrecen un descuento, en fase inicial para los creyentes, ingresando un código que aparecía en la pulsera cashless, códigos que no tardaron en filtrarse en la red, brindando poca distinción a sus clientes “creyentes”. La lucha del marketing comenzó, la confrontación con el festival del norte, Tecate Metal Fest, tambien comenzaba a hacer estragos y paginas como Summa inferno y The master of metal harían lo propio, defendiendo sus posturas y realizando sus análisis y predicciones de cartel, asi como criticando a los artistas y organizadores para mantener y ganar la atención de los seguidores.

A lo largo del tiempo, se fue adecuando y levantando esta sede en el deportivo Oceanía, avances que se fueron mostrando en redes, pero la molestia no se hizo esperar por los clientes que ya contaban con su acceso al evento, al no ver horarios y distribución de las bandas en los distintos escenarios.

Se llegó el día 29 de noviembre, dia de KnotFest, se notaron las mejoras en el control del acceso logrando reducir los tiempos de entrada, en comparación con la edición anterior. Ya en el interior, sorpresa al descubrir que de nuevo LT se vio tacaño en su logística, sitios en obra negra, publicidad reciclada del año anterior, puntos que para la cantidad de personas que asisten a un evento de esta magnitud pueden resultar peligrosos, o mínimo en un esguince o fractura, se observaban mientras se transitaba por el espacio del deportivo Oceanía.

Personal de seguridad

Desconozco como protección civil pudo dar luz verde a este evento, contando con tan pocos elementos de seguridad y con la poca capacitación que mostraban, si bien mejoraron en aspectos como el número de áreas de baños, no existían zonas exclusivas para sillas de ruedas o personas con alguna discapacidad. El acceso preferente que solo pudimos observar en el main stage, y al cual solo se llegaba por sentido común o casualidad ya que no existía señalización, se veía bloqueado por asistentes de la zona general, el personal no despejaba el acceso y pocas vallas o barreras de seguridad separaban las distintas zonas, sin duda el personal no conto con la capacidad para atender el evento, lo mas alarmante acontecido al cierre de este dia de haber  contado con el personal adecuado no hubiera ocurrido, por sentido comun nace la cuestion ¿en que concierto o festival, de estas dimensiones, el publico puede llegar a subir al escenario e incluso tener acceso a instrumentos musicales? supongo que la respuesta esta clara y desde esta perspectiva si la cacería de brujas en busca de culpables sigue los organizadores no estan tan limpios que digamos.

Pandemónium

La falta de personal se hizo presente tras concluir la participación del performance de cherry bombs, cuando personas con acceso general malamente aprovecharon la deficiente logística en el colocado de la barrera divisoria entre las zonas preferente y general, y el poco personal de seguridad, para brincar la valla y acceder a la zona preferente. Al ver esto, un gran número de personas lo realizó, comenzando brevemente con la invasión a la zona frontal del main stage.

La presentación de Evanescence agendada para las 21:10 hrs, se retrasaría un poco para garantizar un gran show, en ese momento, Godsmack comenzaba su participación en el tecate ambar stage, y haría lo propio cumpliendo con el público mexicano. Lo peor estaba por venir, durante esa presentación en el Main Stage, más personas brincaban la barricada ante la deficiente división y la falta de personal, todo esto hasta que lograron derribar la división y una ola de personas ingresaron al área preferente, lo que retraso la salida a escena de Evanescence, quienes volvían a México tras siete años de ausencia, entusiasmados por traer su propuesta al conocedor público mexicano, lamentablemente estos acontecimientos retrasaron la salida de la agrupación, al punto de retrasar el evento hasta la participación de Slipknot, agendada para las 23 horas. En ese momento, la gente que se encontraba en el resto de los escenarios volvía al Main Stage, esperando la participación del cierre del festival sin saber lo que acontecía en esa área. Dieron aproximadamente las 00 hrs, cuando, en un muy breve comunicado, solicitaron a los asistentes desalojar el área preferente para permitir el acceso del ya mencionado superado e incompetente personal, para levantar la valla y asi garantizar la seguridad para poder dar continuidad al evento, instrucción que en ese momento fue poco clara y en el que ninguna persona salió a escena a explicar con claridad lo que solicitaban. Esa espera comenzaba a hacer estragos en el ánimo y humor de los asistentes, quienes lanzaban objetos al escenario y gritaban con molestia en ese momento, muchos sin conocer con claridad cuál era el problema, sin embargo, muchos con acceso preferente mostraron su madurez y daban ejemplo de educación al atender el llamado del breve mensaje, desalojando el área preferente ante una, aun saturada, vía de ingreso y salida inundada por personas. Tras no lograr su cometido, la espera continuo, a pesar de que la venta de cerveza no paraba en el área preferente, la cual había que despejar. Fue hasta poco despues de la 1:30 am, que las personas comenzaron a retirarse y el flujo de personas fue disminuyendo decepcionados por no disfrutar la participación de los esperados headliners. Pasadas las 2 am, pequeñas fogatas comenzaron a notarse en el área general, desconociendo cual fue la primera, pero otros comenzaron a hacer lo mismo con basura o vasos desechables que ahi se encontraban. lo peor estaba por venir De nuevo, la falta de personal se hizo presente cuando se vandalizo el escenario principal y se prendió fuego al drumset de evanescence, que siempre estuvo listo para su participación, siendo la gota que derramo el vaso y que esperemos no manche la reputación del público mexicano para futuras presentaciones de artistas de talla mundial, como los afectados en esta ocasión.

Strike tres

Durante este día, se anunció la cancelación de su participación, por obvias razones, de Evanescence; Slipknot se suma junto con Phil Anselmo, tambien a las bajas del evento, temiendo los asistentes que Rob Zombie, cancele por segunda ocasión, y se sume a esta lista de bajas, que se estima, el día de hoy, cumpla la deuda con el público mexicano, aunque ya se encuentran en territorio nacional, esperando se hayan resuelto las fallas de logística vistas el día de ayer y se disfrute de un grato segundo día de festival.

Como reflexión final, nace la obvia cuestión ¿qué confianza tendrá el público de futuros eventos organizados por Live Talent?, hoy por hoy, el temor es latente y, esperamos, ahora si cumplan con sus promesas con el público al que se deben y remuneren las futuras fechas para Slipknot o Evanescense en caso de que quieran volver a pisar territorio nacional. Finalmente, surge tambien la pregunta, ¿será un éxito Hell and Heaven 2020? si bien muchas localidades ya estan vendidas por los fuertes rumores de grandes headliners como Metallica, Rammstein e incluso AC/DC, que serían la posible propuesta para competir con el evento de Ocesa Domination Fest, que va tomando forma con, hasta ahora, Def Leppard confirmado. Surgen los rumores de sold out y se cree que HH 2020 será el mejor del año, esperemos y no sea este el ultimo clavo en el ataúd de Live Talent.

 

 

Acerca del autor

Zepps Sanchez

Deja un comentario