Espectáculos

La película Aztech explica la función de los recintos como cárceles

Escrito por Redacción


CIUDAD DE MÉXICO, agosto 23 (EL UNIVERSAL).- Las pirámides prehispánicas no eran precisamente usadas como altares o templos, sino que realmente eran cárceles para ciertos seres que la historia oficial no registra.
Esa es la premisa de “Los que regresan”, uno de los relatos que conforman el proyecto de ciencia ficción “Aztech”, ahora en posproducción.
La dirección recae en Ulises Guzmán (“Malapata” y “Alucardos, retrato de un vampiro”), llevando en el rol principal a Sergio Rüec.
El hilo conductor de “Aztech” es la caída de pedazos de un meteoro en diversos lugares de México, ocasionando diversos efectos.
“Aquí es sobre unos danzantes aztecas, digamos ubicados en un futuro no mayor de cinco años, cuya caída del meteoro los va a llevar a un mundo posapocalíptico.
“Ahí verán que las pirámides no eran altares, sino prisiones de algo que no debe saberse”, explica el cineasta.
Los que regresan se realizó en locaciones de Tláhuac.
En “Aztech”, cuya producción arrancó hace cuatro años, participan Gigi Saúl Guerrero (“México bárbaro”), Francisco Laresgoiti (“2033”), Rodrigo Ordoñez (“Depositarios”) Jaime Jasso (“Rogue one: una historia de Star wars”) y Leopoldo Laborde (“Un secreto de Esperanza”).
En 2017 Guzmán integró “Tetsudon: the kaiju dream match”, antología japonesa de cortos con la temática kaiju, los seres bestiales que ayudan o destruyen la Tierra.
Con caníbales. Por ahora, Guzmán se encuentra acabando la versión cine de “La confesión del caníbal”, obra que lleva tres años montándose en foros alternativos y colado a EU e Inglaterra.
Escrita y protagonizada por Sergio Rüed, la obra sigue a un antropófago que pretende tomar por confesionario al teatro, para purgar y limpiar su conciencia.

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario