Cultura

Las reuniones de los lobos, por Miguel Ángel Gómez

Los lobos en sus reuniones comparten la misma pasión. Los lobos sienten soplar un viento molesto y las hojas crujiendo empiezan a caer. Lobos que mueren de pulmonía. Lobos que no quieren correr el riesgo de oír algo desagradable. Lobos que no acuden a ningún lugar elegante. Lobos que pierden peso durante la noche y jadean como perros, sintiéndose muy bien. Lobos que no cobran lo suyo hasta muchos meses después. Lobos que tienen la esperanza de que pronto comenzarán a escribir. Lobos que hablan libremente, con más espontaneidad. Lobos queriendo gozar de la vida ahora que el frío se ha moderado. Hay lobos que piden algo de comer y de beber.

Miguel Ángel Gómez es un poeta de Oviedo y profesor de Letras. Columnista en 7 de junio y en el norte de México es apodado el Kafka español.

Acerca del autor

Javier José Rodríguez Vallejo

Deja un comentario