Local

Llanto, dolor y sangre, saldo de un fuerte accidente en el bulevar Fundadores

Rostros ensangrentados de niños, jóvenes y adultos mayores; llanto y desesperación de pasajeros de un trasporte público.

Dolor, incertidumbre, angustia…

Varias personas resultaron con lesiones diversas luego de que una unidad de la ruta Misión Cerritos fuera impactada por una grúa que le quitó el derecho de paso, cuando circulaba sobre la lateral del bulevar Fundadores.

Fue cuando las manecillas del reloj marcaban las 9:35 de la mañana, de este desafortunado 25 de enero.

Sirenas de unidades de emergencia se hacían escuchar sobre la transitada arteria, quienes acudían al rescate de aproximadamente 40 personas afectadas.

Se les dio prioridad a aquellas con posibles fracturas en distintas partes del cuerpo, así como a mujeres embarazadas que fueron trasladadas a diversos hospitales de la ciudad capital de Coahuila.

Elementos policiacos ayudaban a sustraer a personas del interior del transporte que, con la ayuda de camillas, eran rescatadas por la ventanas del camión de trasporte público.

Mientras tanto, Jesús López, conductor de la grúa de la empresa Concretos ABC, así como Edy Hernández, operador de la ruta urbana, quedaron detenidos mientras se deslindan responsabilidades.

Gilberto Valenzuela, subdirector de tránsito Municipal en Saltillo, compartió detalles del accidente:

“Los vehículos transitan de oriente a poniente sobre el bulevar Fundadores, el vehículo de transporte público lo hace por la lateral y el vehículo de concreto viene sobre Fundadores, el cual hace un giro aquí a la colonia y quita el derecho de paso al vehículo de transporte”.

La circulación se mantuvo cerrada por efectivos de tránsito Municipal por espacio de dos horas en lo que se llevaban a cabo las labores de rescate, y las unidades siniestradas eran retiradas del lugar pues la pesada grúa terminó volcada.

Ante lo sucedido una gran cantidad de combustible quedó derramada sobre el pavimento, y fueron elementos del cuerpo de Bomberos quienes aplicaron tierra y aserrín para evitar así un accidente mayor.

Acerca del autor

Carlos Hinojosa

Deja un comentario