Editorial Nacional

Los errores de Andrés Manuel

Escrito por Carlos Rodríguez

carlos_rdzf@hotmail.com

 

He tenido la oportunidad de dar seguimiento a la trayectoria política de quien hoy, es el Presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador, desde que contendió para ser Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, entonces Distrito Federal, donde quedó electo en sustitución de Rosario Robles, misma que hoy está en la cárcel.

Pude ver su recorrido por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), su contienda en dos ocasiones por la Presidencia de la República. La movilización que realizó recorriendo cada rincón del país. La estrategia de crear un nuevo partido político, Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA). También su tercera participación consecutiva como candidato por la presidencia de México, en la cual ganó por un amplio margen a los demás contendientes, sustituyendo a Enrique Peña Nieto.

Fue Andrés Manuel un opositor permanente al régimen de Gobierno. Mantuvo una actitud bélica, un perfil de luchador social, lo que le permitió conectarse con la mayoría de los mexicanos, sobre todo con la clase baja y un segmento de la clase media.

Como Presidente lleva el año 2019 y los pocos meses que van de este 2020.

He visto muchas de sus conferencias matutinas y escuchado discursos de sus giras de fines  de semana.

Veo que el “ encanto”con los ciudadanos va disminuyendo, pareciera que la luna de miel se acaba, siento y pienso que el pueblo esperaba mucho más de ese luchador social, del hombre que fue tres veces candidato a la presidencia de la República.

Expresa una y otra vez una actitud de fastidio, de enojo, de soberbia y en ocasiones de cansancio y de impotencia.

En su rostro se refleja molestia cada que le hacen preguntas incómodas para él sobre temas como feminicidios, inseguridad, cierre de guarderías, la economía del país, aeropuerto de Texcoco, reacción tardía contra el Coronavirus, etc.

La frase coloquial que se a trasmitido de generación en generación, “ el que se enoja pierde”, aplica en todos los casos y ni siquiera en un Presidente es excepción. Andrés Manuel se enoja constantemente y está perdiendo adeptos, seguidores. Hace unos días, un amigo que siempre a externado apoyo para el Presidente , me decía, “ sus errores lo van hacer caer”.

Un día si y otro también retoma la estrategia de cuando fue candidato; esa de pelear, de ver enemigos en todas partes, perdón, adversarios, dice él no tener enemigos, lo cual dudo. Se la pasa peleándose con el pasado, centrado en el ayer, con los que estuvieron en el poder , olvidándose de  enfocarse al presente y así augurar un mejor futuro para los mexicanos.Divide al país, sus discursos son pobres, cada ves se refiere a lo mismo con las mismas palabras ( puedes abordar un mismo objeto de análisis con diferentes argumentos, diferentes palabras). Repite lo mismo una y otra vez: prensa fifi , amarillista ,politiquería  barata, corruptos, neoliberales, ladrones de cuello blanco, etc.

Lo realmente preocupante de que actúe como lo hacía antes, como un candidato opositor , es que si se equivocaba en aquellos momentos, le afectaría al partido que lo postulaba y a el mismo no ganando la Presidencia como le sucedió cuando cometió errores, desde mi punto de vista como el no acudir a aquel debate de candidatos y dejar la silla sola en transmisión nacional. También para mi cometió error al no  aliarse con la Maestra Elba Esther Gordillo , quedando al margen, no logrando llegar a la Presidencia.

Sin embargo, los errores de hoy,  no sólo afectarían a su partido político ni a el mismo como en el pasado, dañaría a todo México, eso es lo verdaderamente preocupante. A Andrés Manuel le gusta traer al presente frases históricas, hoy sería pertinente recordar aquella de Vicente Guerrero y comenzar a gobernar para todos los mexicanos: “ La Patria es Primero “

Es de sabios y hombres buenos reconocer los errores y aprender de ellos. Sentirse grandes e  invencibles, vuelve soberbias a las personas , te aleja de la gente.

En cierta ocasión, leí un libro, en el cual encontré una frase que ahora viene a mi memoria, una mujer que quería mucho al Comandante Fidel Castro y que amaba a Cuba, le dijo: “ Fidel, no te alejes de tu Pueblo, ellos te necesitan”.

Hoy, vivimos en México tiempos muy complejos, la inseguridad a todo lo que da en muchos puntos de la geografía nacional, el peso va de picada, la economía toca fondo, el precio del barril del petróleo cayó abruptamente, está por llegar lo peor del Coronavirus, la fase III, donde conoceremos la realidad del impacto de la pandemia. Hay cientos de miles de desempleos. Hay desabasto de medicamentos.

 

Tenemos un país polarizado, dividido, urge que Andrés Manuel cambie actitudes, gobierne para todos y propicie la comunión, la Unidad nacional para que actuando en equipo venzamos la adversidad. Lo sabemos hacer, lo hemos hecho. Viví personalmente en México el terremoto de septiembre de 1985, pude palpar el corazón, gallardía y solidaridad de los mexicanos. Si se puede!

Los aplausos, porras y halagos, se oyen muy bonito, pero suelen llenar de vanidad y de soberbia, destruyen seres humanos, es mejor escuchar las críticas, los consejos, las propuestas de tu equipo, de tus amigos, incluso de tus adversarios. Entre más humilde, entre mas sencillo seas, la historia te hará el más grande.

Andrés Manuel, tardó muchos años en llegar a la presidencia, le costó demasiado, llegó hace más de un año!!  Quizá se acostumbró a ser candidato…

Quiero pensar que ser Presidente era un gran sueño, una sublime ilusión, un anhelo personal y no una terrible obsesión. Lo primero , generaría esperanza y optimismo, lo segundo, desilusión e incertidumbre.

 

 

 

Acerca del autor

Carlos Rodríguez

Deja un comentario