Editorial

México necesita leer Para que una sociedad actúe de forma mediocre, basta con que sea ignorante y mal informada

Escrito por Redacción

Lupita Martínez
EL GRÁFICO

No existe nada nuevo bajo el sol, dice el refrán y podríamos creer que es cierto en materia de contenidos en el entretenimiento. Nomás hay que darse una vueltecita por los programas de televisión de revista.

Y mire, no le voy a decir de los noticieros que emisión tras emisión se repiten haciendo eco de textos e imágenes, como si se buscara que usted y yo nos aprendiéramos de memoria cuántos kilos de cocaína transportaba la avioneta que aterrizó en Quintana Roo, por ejemplo.

Aún recuerdo cuando en la televisión se buscaba entretener y existían los programas musicales o de comedia y los noticieros tenían un horario conocido por todos y no se sucedían uno tras otro en todos los canales a todas horas. Parece que ahora la idea es crear psicosis, alarma, epidemia de miedo en una humanidad que consume y se auto consume vorazmente. Y para que una sociedad actúe de esa manera, basta con que sea ignorante y mal informada. Y de lo anterior no estamos muy lejos.

En redes sociales pululan cada día más “coaches de vida”, motivadores, merolicos, videntes, guías espirituales, gurús y un muy extenso etc… y lo peor es que cómo su “sabiduría” se esparce. Son personajes que llegan a sociedades en las que abunda el descontento, la frustración, el enojo y sobre todo, la incultura.

Claro que toda esta “sabiduría” no es gratis, hay que pagar para saber vivir. Pero ¡ánimo, sabio público conocedor no todo está perdido, no necesita pagar para saber vivir!..

Puede solucionar su vida con tan solo sintonizar algún programa de revista de cualquier canal. Fíjese usted: le enseñan a hacer ejercicios (que seguramente usted no podrá realizar en casa) y recibirá consejos de instructores que desconocen por completo su condición física (¿en dónde está Evelyn Lapuente), en cuanto a cultura, usted escuchará entrevistas sobre libros que los conductores no han leído.

Sobre esto ya hemos hablado, pero la situación se agrava cuando nuestros líderes de opinión carecen de conocimientos básicos de gramática por ejemplo.

Recuerdo hace muchos años las sobremesas en las que se comentaba algún libro, el best sellar si usted gusta, pero se leía.

Estamos inundados de información sensacionalista, de un culto desmedido a la imagen y de mentiras que de tanto repetirse parecen verdades y por eso somos una sociedad fácil de manipular, por eso se castiga a quien denuncia la corrupción y se aplaude y protege a quien se puede señalar sin error alguno, como uno de los personajes más oscuros de la historia moderna de México.

Pregunta de la semana
– ¿Será cierto que ahora Televisa le da a sus productores la opción de que elijan ellos la fecha de entrada y salida del aire de sus programas? JA, JA, JA. Tampoco lo creo.

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario