Editorial

Mezquinos y Canallas… Según AMLO

Escrito por Redacción

Por Noé Gómez

Llegué a pensar, estimado lector, que solo en el mundo de la farándula en este último trimestre del año pudiese ocurrir semejante locura como afirmar que Juan Gabriel -Alberto Aguilera- se encuentra vivo. Un tal Joaquín Muñoz fue el encargado de soltar el rumor que corrió como reguero de pólvora en los principales programas dedicados a hablar del mundo del espectáculo y se han ocupado en regresar al llamado «Divo de Juárez» a la palestra.

Hice este recuento de situación tan bizarra porque me quedé perplejo después de empezar a leer, escuchar y analizar lo que los seguidores del presidente AMLO han empezado a esparcir en redes sociales, que el matrimonio Moreno Valle-Alonso se encuentran ¡vivos! y que huyeron a las Islas Caimán a disfrutar del dinero «robado» -si tan seguros están del robo deberían presentar la denuncia-, al que le han puesto la cantidad de 150 mil millones de pesos.

Este hecho lamentable coincidió justo el día que el presidente de todos, tuvo la osadía de justificar su ausencia al funeral de estado de la gobernadora y el senador poblanos, ya que no caería en el juego que un grupo de «fascistas» y «mezquinos» habían creado para «exhibirlo». Luego un par de días después corrigió sus adjetivos y dijo que no debió utilizar esas palabras, que en todo caso eran «canallas».

Es verdaderamente impresionante escuchar a la figura que debe convocar a la unidad del país, catalogar en buenos y malos a la sociedad mexicana; es sorprendente como Él cree aún que se encuentra en campaña y divide al país en «los que están conmigo» y «los que están contra mi», pero todavía es más delicado para la estabilidad del país, que no ponga un alto a sus huestes, que si merecen el adjetivo de mezquinos, canallas y agregaría de ruines, al tratar de convertir una tragedia humana como la muerte de los Moreno Valle en un espectáculo digno de un capítulo del programa La Rosa de Guadalupe, y todo porque no toleran ni el mínimo roce de una crítica contra el ciudadano presidente del país.


Soy un convencido de que fue un accidente, creo que AMLO es una persona que jamás albergaría un sentimiento de maldad ni de daño contra su semejante, por ello debería convocar a la unidad, la reconciliación y sobre todo a trabajar sin distintos partidistas por México, esa es la clave, ahí está la fórmula correcta que nos convocaría a todos por un mismo propósito.

Sin embargo, mientras sigan sus seguidores justificando sus errores con argumentos tales como «el PRIAN hizo cosas peores», «están ardidos» y «no superan la derrota» estaremos no solo entre mezquinos y canallas que sería lo menos, si no entre fanáticos e intolerantes que es peor.

Acerca del autor

Redacción

Deja un comentario