7 de Junio Digital

Miércoles de Ceniza, día santo, de oración y ayuno

Con la celebración del Miércoles de Ceniza inician los 40 días en los que la iglesia llama a los fieles católicos a la conversión y a prepararse para vivir los misterios de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo en la Semana Santa.

Para los practicantes católicos es un día santo, de oración y ayuno, y el primer día del período de Cuaresma.

Este día los fieles acuden a la iglesia para la imposición de la ceniza, la cual se obtiene de la incineración de los ramos bendecidos en el Domingo de Ramos del año litúrgico anterior.

La cruz en la frente significa la caducidad de la condición humana, es también un signo penitencial, ya usado desde el Antiguo Testamento, y finalmente  la conversión, que debe prevalecer dominante durante todo el período  de  Cuaresma.

La costumbre indica dejar y no lavar la ceniza hasta que esta desaparezca por sí misma.

Salir de la versión móvil