Religión

Miles de católicos piden en vigilias reanudar las Misas públicas en Francia

Miles de católicos en Francia se manifestaron pacíficamente con oraciones, cantos y vigilias ante catedrales e iglesias para pedir al Gobierno la reanudación de las Misas públicas, prohibidas por el nuevo confinamiento hasta el 1 de diciembre debido a la segunda ola de coronavirus.

Si bien las autoridades han permitido que las iglesias permanezcan abiertas, los sacerdotes no pueden celebrar Misas con fieles. Por ello, los obispos presentaron un recurso ante el Consejo de Estado para pedir la reconsideración de esta medida, indicando que se atenta contra la libertad de culto. Sin embargo, la solicitud de los prelados fue rechazada.

La primera de las manifestaciones se realizó en Nantes, donde se congregaron unas 600 personas. La iniciativa pasó a Lyon, Versalles y finalmente a París, Burdeos, Toulousse, Marsella y Reims, entre otras ciudades.

“Los católicos han interpelado al gobierno ante la prohibición de las misas en este tiempo de reconfinamiento. Los católicos exigen el respeto a la libertad de culto católico”, afirma el grupo Protège ton Église (Protege tu Iglesia) en su cuenta de Facebook.

Luego de amenazar con multar a los manifestantes, el ministro del Interior, Gérald Darmanin, se reúne este lunes 16 de noviembre con los representantes de los principales cultos religiosos para discutir “las condiciones en las que podrán celebrarse de nuevo las ceremonias en función de la evolución de la situación sanitaria”.

El presidente del Senado, Gérard Larcher, se mostró a favor de la celebración de las Misas pero con la “condición de que se respeten las condiciones sanitarias”, ya que “estamos aquí ante una libertad fundamental y el gobierno debe estar atento a ella”.

En Versalles, Adélaïde, una estudiante de 22 años fue la que inició las vigilias. “Terminé deprimida de la Misa del domingo por la mañana en Youtube, vi lo que estaban haciendo en Nantes, y envié un mensaje de Whatsapp a mis contactos para reunirnos a las 6 de la tarde”, relató. Según la policía entre 500 y 600 personas estuvieron presentes en la plaza de la Catedral el domingo 15 de noviembre.

En París, los fieles se manifestaron el viernes frente a la iglesia de San Sulpicio, en la margen izquierda del río Sena. Según informa AFP, la policía indicó que no se respetó el distanciamiento social. Los fieles portaron pancartas con lemas como “Déjennos rezar” y “Queremos Misa”.

El vicario general de la Arquidiócesis de París, Mons. Benoist de Sinety, instó a los fieles a seguir las reglas, consideró las manifestaciones como no útiles, pero precisó que la Misa es “una necesidad vital” y es una forma de “sufrimiento no poder asistir”.

Según informa Efe, el Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Lyon, Mons. Michel Dubost, dijo a la emisora France Info que «hay que ser pacientes» porque los católicos «no somos las únicas víctimas del covid».

«Hay que tomar todas las precauciones que nos pide el Gobierno», añadió, y dijo que como alternativa a las celebraciones litúrgicas los fieles pueden ayudar a los pobres.

Para la reunión de este lunes con el ministro del Interior, los obispos de Francia han preparado un nuevo protocolo “muy preciso” con “medidas para todas los actos católicos y no solo para las misas”, explicó Vincent Neymon, vocero del Episcopado. “Ya habíamos demostrado durante el primer confinamiento que sabíamos cómo mantener estas estrictas medidas”, agregó.

Información totalmente adquirida de nuestros amigos del grupo ACI Prensa

foto: Cientos de fieles en Burdeos piden que se reanuden las Misas. Crédito: Facebook Protège ton Église

Deja una respuesta