Lado B

No es un infarto: Qué sucede cada vez que te da una punzada en el pecho

Los espasmos esofágicos son contracciones dolorosas dentro del tubo muscular que conecta la boca y el estómago (esófago). ¿Te acuerdas de esas «punzadas» en el pecho que te dejan con dificultad para respirar por unos minutos? Aquí tienes una posible respuesta de www.mayoclinic.org.

Estos espasmo son dolores en el pecho repentinos e intensos que generalmente duran unos pocos minutos (a veces horas). Se producen solo ocasionalmente y pueden no necesitar tratamiento. Sin embargo, también pueden ser frecuentes y evitar que la comida y los líquidos atraviesen el esófago. 

¿Cuáles son los síntomas de un espasmo esofágico:

  • Dolor opresivo en el pecho. Por lo general, el dolor es intenso y puede confundirse con dolor en el corazón (angina de pecho).
  • Dificultad para tragar, a veces relacionada con tragar sustancias específicas, como el vino tinto o bebidas extremadamente calientes o frías.
  • La sensación de que un objeto quedó trabado en la garganta.
  • El regreso de la comida y los líquidos nuevamente al esófago (regurgitación).

¿Cuáles son las causas de un espasmo esofágico? No están del todo claras. Sin embargo, parecen estar relacionadas con el funcionamiento anormal de los nervios que controlan los músculos que se usan al tragar.

Existen dos tipos de espasmos esofágicos:

  1. Contracciones ocasionales (espasmos esofágicos difusos). Puede ser doloroso y, por lo general, está acompañado por la regurgitación de la comida o de los líquidos.
  2. Contracciones dolorosamente fuertes (esófago en cascanueces). Aunque es doloroso, este tipo de espasmo, también conocido como «esófago en martillo neumático», puede no causar la regurgitación de la comida o de los líquidos.

Recuerda siempre consultar con tu médico de cabecera.

 

Deja una respuesta